Andrade, Manzur y exmagistrada González, a declarar en la Corte

El congresista Andrade y el exsenador Manzur están citados para hablar sobre la red de corrupción que se formó en la Corte Suprema. La exmagistrada, sobre el proceso de Andrade.

La Corte escuchará los testimonios de Andrade, Manzur y González este lunes.Archivo

Desde las 8:00 am del próximo lunes 25 de septiembre, a la Corte Suprema de Justicia llegarán tres personas claves para seguir develando los detalles de la supuesta red de corrupción que habría logrado permear las decisiones judiciales del alto tribunal. Se trata del senador Hernán Andrade, del excongresista Julio Manzur y la exmagistrada de la Sala Penal de la Corte, María del Rosario González, todos mencionados dentro de este escándalo. (En contexto: Investigación contra Gustavo Moreno por corrupción aterrizó en la Corte Suprema)

El primer citado es el senador Andrade. El pasado 12 de septiembre, la Corte Suprema le abrió una indagación preliminar pues las pruebas que ha recopilado, junto con el material que le ha entregado la Fiscalía, apuntaríann a que el congresista le pagó a la red de corrupción a cambio de que le “ayudaran” con un proceso que tenía abierto en el alto tribunal por los delitos de enriquecimiento ilícito, fraude procesal y falsedad en documento privado, dentro de la investigación por el desfalco de Cajanal. (Abren indagación preliminar contra Luis Alfredo Ramos, Hernán Andrade y Álvaro Ashton)

Según los expedientes de la Corte, la investigación formal por ese caso comenzó en abril de 2010. La exmagistrada María del Rosario González tenía en sus manos el estudio de este proceso y, según fuentes cercanas al alto tribunal, fue ella quien antes de 2010 llevó a la Sala Penal un proyecto de fallo inhibitorio -es decir, no se pronunciaba a fondo por no encontrar las pruebas suficientes para hacerlo-. (Le puede interesar: Transcripciones de la DEA en el caso Gustavo Moreno, una bomba en camino)

Sin embargo, el exmagistrado Leonidas Bustos, también vinculado a este escándalo, insistió en Sala que sí había delito y que el expediente había que estudiarlo a fondo. Fuentes de alta credibilidad le dijeron a El Espectador que en la Corte hoy creen que Bustos insistió en que se debía abrir una investigación formal para poder pedirle plata a Andrade. De acuerdo con la información que manejan la Fiscalía y la Corte, el senador le habría pagado $2.300 millones a la red de corrupción.  (Le puede interesar: Estos son los procesos en contra de Andrade, Besayle y Ramos en la Corte Suprema). 

Después de cientos de pruebas practicadas, en septiembre de 2014 la Corte archivó el expediente porque, explicó, no pudo comprar la existencia de ninguno de los delitos. Bustos no participó de esa decisión por encontrarse en comisión de servicios. Andrade ha aclarado que Gustavo Moreno, el exfiscal anticorrupción preso por este caso y quien ya ha confesado que la red sí existió, fue su abogado en este caso, pero que él no tiene nada que ver con los pagos. “Yo no soy un hombre corrupto", aseguró el senador. (Senadores Musa Besaile y Hernán Andrade niegan participación en red de corrupción)

Por este mismo caso, la exmagistrada María del Rosario González está citada este lunes al alto tribunal. La Corte Suprema quiere tener más detalles de lo que pasó cuando ella estaba encargada del proceso de Andrade, aunque la ponencia de la preclusión la terminó presentando el magistrado Luis Guillermo Salazar y no ella. González es reconocida por haber sido la segunda mujer en llegar a la Sala Penal del alto tribunal. En 2015, tres meses antes de acabar su periodo como magistrada, renunció a su cargo por "motivos personales".

En cuanto a Julio Manzur, la Corte Suprema lo espera este lunes a las 10:00 am. Su testimonio es clave dentro de varias líneas de investigación del alto tribunal, pues ha dicho que Moreno le ofreció sus servicios para detener una orden de captura en su contra. Según la versión que ya entregó su hijo, Wadith Manzur, el exfiscal los contactó en 2014 para advertirles que iban a capturar al exsenador en un proceso por parapolítica, pero que él podía “ayudarles” a que eso no sucediera. ("Gustavo Moreno me buscó desde antes de que me arrestaran": Julio Manzur)

Manzur explicó que no aceptó ese ofrecimiento: “prefería defenderme ante la Corte Suprema, tal cual ocurrió. Pasé más de dos años preso, esa fue mi elección”. Manzur fue llamado a juicio porque, supuestamente, los paramilitares de Salvatore Mancuso lo ayudaron para llegar al Congreso en 2006. "Moreno nos pidió una suma de dinero grande para defenderme, una suma por fuera de lo que indicaba el mercado. Incluía lo que nos imaginábamos, pero no le di espacio para que me extorsionara”, aclaró.

Julio Manzur recuperó su libertad el pasado 19 de julio, por orden de la Corte. "Mi caso no se ha cerrado, pero yo espero un final feliz. Creo que querían amedrentarme y doblegarme a la voluntad ajena, no quise arreglar nada con nadie y me capturaron", señaló el exsenador. Con las declaraciones de Andrade, González y Manzur, la Corte sigue recopilando información clave para su investigación. Todavía hace falta la citación de personajes que podrían resultar piezas claves para la labor del alto tribunal: el senador Álvaro Ashton, los exgobernadores Luis Alfredo Ramos y Juan Carlos Abadía, entre otros.