Por supuestas irregularidades en la fase II de Transmilenio

Andrés Jaramillo no aceptó cargos por “carrusel de contratación”

En la audiencia, que se desarrolló en los juzgados de Paloquemao, el exdirectivo de Conalvías se declaró inocente por los dineros que se habrían perdido en la construcción de la Fase III de Transmilenio.

El exdirectivo de Conalvías, Andrés Jaramillo López, asistió en compañía de su abogado Jaime Granados. Archivo El Espectador.

El exdirectivo de Conalvías, Andrés Jaramillo López, se declaró inocente ante la jueza 76 de garantías en el marco de la investigación que adelanta la Fiscalía por los dineros públicos que se habrían perdido en la construcción de la Fase III de Transmilenio. En diligencia, que realizó en los juzgados de Paloquemao, Jaramillo López no aceptó los cargos de interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación, contrato sin cumplimiento de requisitos legales y cohecho para dar u ofrecer, que le imputó el organismo acusador este lunes. (Le podría interesar: Fiscal general ordena revertir traslado del expresidente de Conalvías a Cespo)

Lo que el organismo investigativo trata de establecer es la posible influencia de Jaramillo López en el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) frente a los contratos 138 de diciembre de 2007, la adición del mismo un año más tarde, y la cesión del contrato 137 de 2007. “Andrés Jaramillo (…) se interesó indebidamente en la adjudicación del contrato 138 del 2008 que hizo parte de la licitación pública en la cual debían intervenir, en razón de su cargo y sus funciones, lo coautores Liliana Pardo y demás funcionarios porque el trámite de dicha licitación se encontraban bajo la responsabilidad del IDU”, explicó Jaime Alonso Zetien, fiscal encargado en este proceso.

Según la Fiscalía, Jaramillo López, a través de la exdirectora del IDU, Liliana Pardo, realizó 78 modificantes a la licitación para la Fase III que terminó favoreciendo a su empresa Sociedad Futura. Asimismo, el entonces director del Conalvías también es señalado por tramitar y celebrar la adición del contrato por un valor de $35.118.891.941 sin cumplir con los requisitos establecidos de la “selección objetiva”. Pardo, actualmente, esta prófuga de la justicia. (Lea: Capturaron a Andrés Jaramillo por cartel de contratos)

Jaramillo López, dice la Fiscalía, habría ofrecido el 6% que recibió de esa adición para los hermano Samuel e Iván Moreno, y Liliana Pardo. Según Zetien, “estos hechos se cometieron en coautoría con servidores públicos, para lo cual hubo un acuerdo común entre Andrés Jaramillo López, el concejal José Juan Rodríguez Rico y Liliana Pardo Gaona. Y después esta última con Inocencio Meléndez (…) para realizar significativas modificaciones a los pliegos de condiciones de la Fase III de Transmilenio”.

Para el organismo investigativo es claro que las acciones desplegadas por el exdirectivo de Conalvías –en apoyo con otros funcionarios de la época– se realizaron con el propósito de garantizar un manejo total de la propuesta que se adjudicaría. Y agrega que después de las reuniones que Jaramillo López sostenía con Rodríguez Rico, este último se reunía después con Pardo “para acordar los aspectos más importantes a rectificar, de cambiar o de subsanar con el propósito de beneficiar a las empresas amigas del concejal José Juan Rodríguez”.(Quizás le interese: Los hermanos Moreno en el radar del FBI)