Anulan elección de Alberto Rojas Río

Al magistrado de la Corte Constitucional se le vino el invierno encima.

Hace una semana protagonizó junto con sus colegas Jorge Pretelt y Nilson Pinilla una controversia, y ayer el Consejo de Estado decidió anular su elección para formar parte del alto tribunal. La corporación dejó sin efectos la terna que se había propuesto para reemplazar al magistrado Humberto Sierra Porto.

En el fallo se estableció que hubo una “grave irregularidad en la conformación de la terna que, junto con la doctora Martha Lucía Zamora y Alejandro Linares, dio el Consejo de Estado, en cuanto la mayoría de los miembros de la Sala Plena hizo pública su intención de voto, cuando el reglamento de esta corporación señala que sin excepción ‘en todo caso’ el voto debe ser secreto”.

Así le dio la razón al demandante —el director de la Red de Veedurías, Pablo Bustos— e incluso a algunos magistrados del alto tribunal que al momento de ternar estaban reacios a dar a conocer su voto porque sentían que podrían estar violando el reglamento.

Es el caso del togado Enrique Gil, que en la sesión del 6 de marzo de 2013, cuando se conformó la terna, sostuvo que “si se firma el voto se viola el reglamento también. Y el argumento para que no nos paremos es que se está violando el carácter secreto. Estamos llegando por otra vía al mismo efecto, entonces se está violando el reglamento”.

Aun así, el Consejo de Estado señaló que las pruebas consideradas no demostraron que Rojas Ríos habría estafado a una de sus clientes, la señora Isabel Cristina Marín Niño, como lo argumentó Bustos para asegurar que la elección debía anularse.

Como consecuencia de la decisión el alto tribunal “deberá conformar una nueva terna, con sujeción a su reglamento, para ocupar esta vacante”. Rojas Ríos no alcanzó, siquiera, a estar dos de los ocho años para los que fue elegido por el Congreso de la República.