Apuntan a la seguridad en las ciudades

De los 1.122 municipios que hay en el país, sólo en 30 se concentra casi el 80% de las cifras de criminalidad. Cali, Medellín, Bogotá y Barranquilla, clasificadas como la prioridad 1A en seguridad.

Las estadísticas de homicidio, hurto, lesiones y muertes en accidentes de tránsito son los principales indicadores para medir la criminalidad, por fuera del conflicto armado. En muchas ocasiones éstas no se corresponden con la percepción de inseguridad de la población. De 1.122 municipios en el país, en 30 de ellos se concentra casi el 45% de la población colombiana y allí ocurren casi el 80% de los delitos de mayor impacto.

Para mejorar ambos aspectos el Gobierno diseñó la Política Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, que está en etapa de socialización, con la que busca a mediano plazo mejorar las condiciones de seguridad en el país. El nuevo ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, ya anunció uno de sus componentes fundamentales: el incremento del pie de fuerza de la Policía en 20 mil uniformados, para poner en marcha la estrategia para atacar la delincuencia común, que es la principal generadora del miedo de la gente en las calles.

Este plan es el resultado de estudio que hizo la Alta Consejería Presidencial para la Convivencia y la Seguridad Ciudadana, a cargo de Francisco Lloreda, que basada en las estadísticas hizo el diagnóstico minucioso de la seguridad en los municipios. Como aspectos claves se encontró que el hurto a celulares y la microextorsión son los delitos que más sensación de inseguridad generan en el país. En los resultados llama la atención que cinco ciudades concentran el 30% de la criminalidad.

En los últimos ocho años, la tasa de homicidios en Colombia pasó de 56 casos por cada 100 mil habitantes a 35 casos. A pesar de la reducción, al comparar la cifra con otros países latinoamericanos sigue siendo alta. Por ejemplo, Perú cuenta con una tasa de 5 homicidios por cada 100 mil habitantes; Uruguay, de 7; Paraguay, de 13; Ecuador, de 19, y Brasil, de 27.

En el país, de los casi 17 mil homicidios que se registraron en 2010, el 47% fueron por venganzas, sicariato o ajuste de cuentas y el 37% son homicidios registrados en riñas. El 82% de los crímenes fueron con arma de fuego y el 15% con arma blanca.

En el caso del hurto, se reporta que en 2010 se cometieron casi 62 mil robos, de los cuales más de la mitad fueron de celulares y raponeo. En este punto, como se tiene detectado el robo de celulares como el mayor índice, se trabaja con los operadores celulares para lograr que un equipo robado no pueda ser activado.

Por ciudades

Con base en las estadísticas, se clasificaron los municipios con la mayoría de delitos en cinco grupos (A, B, C, D, E) dependiendo de la urgencia de intervención de seguridad. Según este estudio, los municipios que serán prioridad en el plan de seguridad serán Cali, Medellín, Bogotá y Barranquilla, que concentran casi el 29% de la población colombiana.

En estas ciudades, catalogadas como categoría A, se encontró que concentran el 30% de los homicidios en el país, el 42% de los hurtos, el 41% de las lesiones y el 23% de muertes en accidentes de tránsito.

La categoría B la integran ciudades como Cúcuta, Cartagena, Villavicencio, Ibagué, Bucaramanga, Soacha, localidades que concentran el 7,7% de la población del país. Según el informe, allí se reportan el 7% de los homicidios del país, el 10% de los hurtos, el 9% de las lesiones y el 7% de las muertes en accidentes de tránsito.

En la categoría C se encuentran ciudades como Palmira, Pereira, Santa Marta, Tuluá, Soledad, Manizales, Buenaventura, Popayán, Valledupar, Neiva, donde se concentra el 8,1% de la población en el país. Según el informe, allí ocurren el 9% de los homicidios, el 2% de las lesiones y el 10% de las muertes en accidente de tránsito.

De acuerdo con la política de seguridad, estos municipios contarán con programas nacionales y con implementación de planes locales asistidos, que integrarán planes de prevención, vigilancia, refuerzo de los entes de investigación y aumentar la cantidad de criminales procesados judicialmente. Para lograrlo, el plan está diseñado en cuatro fases: la socialización, la elaboración de propuestas por ciudades, la firma de convenios con los mandatarios locales y la evaluación.

Como tareas puntuales se espera reducir la desescolarización para evitar que los jóvenes se involucren en delitos; reforzar los circuitos de cámaras de seguridad; aumentar el pie de fuerza de la Policía y fortalecer el plan de vigilancia por cuadrantes; la creación de grupos especializados para contrarrestar la microextorsión; hacer más estricto el control para el porte de armas y fortalecer la Policía Judicial para poder llevar a juicio a más delincuentes.

De acuerdo con el informe, la tasa nacional de homicidios por cada 100 mil habitantes (Pcch) es de 34 casos y la meta en cuatro años será reducirla a 24. En el caso del hurto común la tasa Pcch actual es de 201 casos y la meta será 182. Las lesiones tienen una tasa Pcch de 308 casos y la meta será 255. La tasa Pcch en muertes en accidente de tránsito es de 12,9 casos y la meta será 10,8 casos. En promedio, reducciones entre el 20% y el 30%.

Por ahora, la estrategia ya está en marcha y se espera cumplir paso a paso el plan trazado, con el fin de lograr las metas para reducir la criminalidad y mejorar la percepción de seguridad en el territorio nacional.

últimas noticias