Corte Suprema definirá suerte de ex senador Ciro Ramírez

El dirigente Conservador es procesado por supuestos vínculos con el narco - paramilitarismo.

En manos de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia quedará la definición de la competencia del proceso que enfrenta el ex congresista boyacense Ciro Ramírez por supuesto nexos con el narcotráfico y el paramilitarismo.

El organismo determinará si aboca el conocimiento del caso o si permite que sea el juzgado primero penal especializado de Bogotá el que determine por fallar, luego de haber agotado toda la etapa probatoria.

Este último operador logístico decidió negar la libertad invocada por la defensa de ex parlamentario en audiencia final del juicio que se celebró este martes en la capital de la República.

Así mismo, la Fiscalía Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, en cabeza de Ángela María Buitrago, solicitó en su alegato de conclusión que se condene al dirigente, al considerar demostrados sus vínculos con grupos paramilitares.

La defensa del acusado, a su turno, precisaba que la absolución, "por duda razonable", de los supuestos narcoparamilitares que se dice estaban vinculados con él era lo suficientemente diciente en torno a la veracidad de su inocencia.

El otrora líder conservador pidió al Juez que tenga en cuenta como prueba la providencia proferida por él mismo a favor de estas personas, como lo anticipó Elespectador.com el pasado 9 de julio.

Se trata de Henry de Jesús López Londoño, alias ‘Mi sangre', y Gilberto Saavedra Salas que, junto a otros nueve investigados fueron absueltos de los cargos que se les endilgaban por supuestas actividades narcotraficantes el pasado 3 de marzo, en sentencia emitida por ese miso despacho judicial.

"No existe prueba alguna que lleve a ese conocimiento claro y seguro de que efectivamente el señor Saavedra Salas esté incurso en las conductas imputadas, por lo que aplicando igualmente el principio de in dubio pro reo (o duda razonable) se absolverá de los cargos", sostuvo el operador jurídico, Octavio Carrillo Carreño.

Para la defensa esto constituye una prueba más de la falta de evidencia que une a Ramírez con actividades delictivas como el concierto para delinquir y narcotráfico por presuntos nexos con grupos paramilitares de las cuales fue acusado, tras las declaraciones ofrecidas por el ex paramilitar David Hernández, quien sostuvo que el dirigente concretó la participación en una reunión donde se hablaría de narcotráfico.

En ese sentido, fue aportada una grabación en la que fue desvirtuada la correspondencia de la voz de uno de los participantes del diálogo con la del ex senador, tras el desarrollo de una conversación con alias ‘Mi sangre'.

"De la información obtenida entre la muestra dubitada e indubitada, se encuentra que no hay similitud al comparar con las características de tono, timbre, intensidad, así como las características articulatorias y cualidades de resonancia", dijo el resultado de la prueba.

Sin embargo, la fiscal Cuarta Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, Ángela María Buitrago, asignada al caso, manifestó que se trataba de un sólo elemento, dentro de una lista mucho más voluminosa de argumentos para acusarlo, por cuanto no podía considerarse que el proceso se hubiera ido a pique.

El ex senador del Partido Conservador fue acusado en abril 15 de 2009 por parte de la Fiscalía del delito de concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico y de promoción de grupos al margen de la Ley, ante los supuestos nexos que mantenía con personas pertenecientes al crimen organizado.

Temas relacionados