Redoblan vigilancia en medios de comunicación tras atentado en Bogotá

En Bogotá se notaba un incremento de los efectivos policiales en frente de radioemisoras, canales de televisión, periódicos y otros medios de comunicación.

Las autoridades reforzaron la vigilancia en las sedes de varios medios de comunicación, tras el atentado con carro bomba del jueves que habría estado dirigido contra radio Caracol y dejó al menos ocho heridos y daños materiales en Bogotá, informó este viernes la Policía colombiana.

"Se ha redoblado la vigilancia en las sedes de los medios de comunicación y otros lugares de diversas ciudades del país como medida preventiva luego del atentado" que afectó la sede de Caracol y otras edificaciones, dijo a la prensa el general de la Policía David Guzmán.

En la capital colombiana se notaba un incremento de los efectivos policiales en frente de radioemisoras, canales de televisión, periódicos y otros medios de comunicación, comprobaron los periodistas.

El director del programa '6 A.M. Hoy por Hoy' de radio Caracol, Darío Arizmendi, que el jueves informó de la explosión justo en el momento en que iniciaba la emisión, denunció este viernes que los efectivos de la fuerza pública que vigilaban el edificio fueron retirados hace tres semanas.

El ministro colombiano de Defensa, Rodrigo Rivera, a cargo de las Fuerzas Militares y la Policía, calificó de "grave" la denuncia de Arizmendi y prometió investigar el caso.

En el edificio que alberga a Caracol, red de emisoras perteneciente al Grupo Prisa de España, también funcionan la agencia española de noticias EFE, bancos privados, el consulado de Ecuador y la oficina del ex presidente colombiano y ex secretario general de la OEA, César Gaviria, entre muchas otras.

Diversas organizaciones que defienden la libertad de expresión y de prensa rechazaron el atentado y exigieron una rápida investigación para establecer los móviles y autores.

Las autoridades colombianas señalaron este viernes que examinan varias hipótesis que van desde la guerrilla marxista de las Farc hasta la extrema derecha armada, aunque dijeron que aún es demasiado pronto para atribuir el atentado dinamitero.

Temas relacionados