Anulan proceso clave en acusación contra Guillermo Valencia Cossio

Un Fiscal Delegado ante el Tribunal Superior de Bogotá echó abajo la investigación contra ‘El Indio' y Felipe Sierra.

Sin piso jurídico quedó la investigación que se adelantaba contra John Freddy Manco Torres, alias ‘El Indio', y contra el empresario Felipe Sierra, buscados por las autoridades como presuntos colaboradores de Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario', y a quienes se les vincula con el ex director de Fiscalías de Medellín Guillermo León Valencia Cossio.

En segunda instancia, el ente acusador Delegado ante el Tribunal Superior de Bogotá observó que la época de los acontecimientos determina que el proceso debió adelantarse a través del nuevo sistema penal acusatorio, avalado por la Ley 600 de 200, y no por el mixto, que fue tramitado a través de la Ley 906 de 2004.

Sierra y Torres habían sido recluidos en la cárcel La Picota de Bogotá mientras cursaba la investigación, pero recuperaron su libertad gracias a un tutela que fue fallada por Luis Eduardo Beltrán Farías, juez Quinto Penal Municipal de la capital, que fue condenado a 16 años de prisión.

Una vez en libertad, se emitió una nueva orden de captura en contra de los indiciados, tras una decisión de segunda instancia del Tribunal Superior de Bogotá que dejó sin efectos la orden de salida; la aprehensión, sin embargo, nunca se pudo hacer efectiva porque ambos ex presidiarios decidieron optar por el camino de la clandestinidad.

Felipe Sierra era el representante legal de la firma Control Total, una empresa contratista del Estado destinada a proveer de esquemas de seguridad a los paramilitares desmovilizados y era identificado dentro del proceso que enfrenta el hermano del ex ministro del Interior y de Justicia como el supuesto enlace entre Guillermo Valencia y los hombres de ‘Don Mario'.

Al parecer, el ex funcionario se aprovechó de su cargo para entregar información restringida y privilegiada que habría llevado a las autoridades a desvincular a alias ‘El Indio' del organigrama de Rendón Herrera, cuando era considerado como el segundo al mando de la organización criminal.

Según la fiscal Cuarta Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, Ángela María Buitrago, hay indicios suficientes para considerar que era a través del empresario que Valencia Cossio recibía encomiendas y alertaba a los integrantes de la supuesta red criminal liderada por 'Don Mario' acerca del estado de las actuaciones de las autoridades en su contra.