Ex policía no descarta que personal de cafetería del Palacio llegó a Casa del Florero

Sin embargo, señaló que no puede afirmar, concretamente, que quienes estaban en la cafetería hubiesen permanecido allí.

Luis Miguel Martín, sargento (r) de la Policía, adujo que no era descartable que alguna de las personas que permanecía en la cafetería del Palacio de Justicia en el momento de la toma por parte del M-19 hubiera estado en la Casa Museo del Florero.

"Secretarios, abogados, empleados del aseo, o sea pasaron de todas las categorías por allí; tuvo que haber pasado alguien de la cafetería", afirmó el testigo, que estuvo a cargo de la elaboración de las listas de personas que iban saliendo del edificio sitiado por guerrilleros hacia el museo.

Sin embargo, aclaró que no puede afirmar que, efectivamente, haya habido presencia de ese personal, que ha sido reportado como desaparecido, en el lugar donde él se encontraba desempeñando labores, como cabo primero de la Sijín de la Policía de Bogotá.

Martín Jiménez, quien ofreció su testimonio dentro del proceso que enfrentan el coronel (r) Edilberto Sánchez Rubiano y otros tres ex uniformados del B-2 de la Brigada 13, dijo que ha olvidado muchos detalles de la operación que, según se lo dictan sus conocimientos como ex representante de la Fuerza Pública, fue comandada por el Ejército Nacional.

El abogado defensor de los militares (r), José Joaquín Cristancho Parra, dijo que el testimonio deja ver que no hay forma de demostrar que alguna de las personas que fueron reportadas como desparecidas hubiese salido con vida de la toma.
"No existe una prueba veraz y certera que demuestre que las personas que pertenecieron a la cafetería hubiesen ingresado a las instalaciones de la Casa del Florero. El señor Martín, concreta y claramente, manifestó ‘que yo recuerde, yo sólo elaboré los listados', entonces, lo demás que se diga aquí son especulaciones ya con carácter publicitario", sostuvo.

Frente al acopio de material audiovisual a partir del cual se afirma que sí hubo personas que salieron vivas y que luego fueron asesinadas o desaparecidas, señaló que no hay claridad alguna de que se trate de las personas que han sido identificadas por parte de los familiares como sus allegados.

En desarrollo de la audiencia de este lunes, al abogado Daniel Prado Albarracín, quin representa a la parte civil, denunció el recrudecimiento de amenazas y poersecusiones en contra suya y de su familia.

Aseguró que cuenta con fotografía que demuestran que individuos han estado grabando actividades de sus hijos desde algunos tejados y que ha recibido visitas sospechosas en su residencia y sitio de trabajo, del que ya debió trasladarse hace varios meses tras percatarse de seguimientos en su contra.

"Quiero dejar constancia que si a mí o a mi grupo familiar nos pasa algo la responsabilidad es absolutamente de quienes se han vista vinculados a las investigaciones por los desaparecidos del Palacio de Justicia", puntualizó.

Cristancho Parra, apoderado de los militares, señaló que se trata de otra especulación, de las muchas que se han puesto en conocimiento de la opinión pública, luego de la retoma del Palacio de Justicia.