Ex subdirector del DAS niega buscar preacuerdo en proceso por 'chuzadas'

José Miguel Narváez es investigado por la Procuraduría, como presunto partícipe de las interceptaciones ilegales.

Pese a los acuerdos que dentro del escándalo de las 'chuzadas' ha fijado la Fiscalía con varios de los implicados, el ex subdierctor del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, José Miguel Narváez, negó que esté próximo a suscribir a un convenio de esa naturaleza, pues insiste en su inocencia. 

En versión libre rendida ante la Procuraduría General de la Nación, reiteró sus denuncias respecto a la existencia de unidades del organismo de inteligencia que operaban de manera paralela y que ésta era conducida por el ex paramilitar Carlos Mario Jiménez, alias "Macaco".

Los señalamientos se produjeron en el marco de la citación elevada por el Ministerio Público en contra de Narváez, investigado por las denominadas ‘chuzadas' del DAS; en la sesión cumplida en horas de la mañana, explicó por qué es evidente que no tuvo participación alguna en esa estructura criminal.

El ex funcionario también enfrenta un proceso penal por los seguimientos ilegales de los que fueron víctimas algunos representantes de ONG y, principalmente, opositores al Gobierno del ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

Se le acusa de haber integrado el llamado Grupo G-3, una célula que habría sido creada en el interior del DAS para perseguir a los opositores al establecimiento, de la que habrían hecho parte otros ex funcionarios que también fueron vinculados penalmente al llamado escándalo de las ‘chuzadas'.

Nueve de los altos mandos de la entidad fueron llamados a juicio en enero de este año como presuntos copartícipes de la estructura criminal que, se dice, iba encaminada a hostigar a otros poderes del Estado que pudieran juzgarse como un obstáculo para el presidente Uribe, entre ellos los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Dentro de la misma investigación, la Procuraduría suspendió durante un mes a dos funcionarios del Banco de la República por haber entregado información de uso restringido al DAS que, aparentemente, fue utilizada para adelantar un complot en contra de los magistrados, con el fin de desprestigiarlos ante la opinión pública, como lo fue el llamado ‘caso paseo', en el que intentaba vincular al ex presidente de la Corte Suprema Yesid Ramírez con Ascencio Reyes.

De Reyes se dice que mantenía vínculos con el presunto narcotraficante italiano Giorgio Sale, aún pendiente de definir su situación jurídica.