Embajada de EE.UU., a rendir cuentas por supuesto despido injustificado

La sede diplomática fue demandada ante la Corte Suprema por uno de sus ex trabajadores.

Ante la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia deberá responder la Embajada de los Estados Unidos en Bogotá, luego de que un ex empleado de la sede diplomática demandara su supuesto despido injustificado.

Se trata de Eduardo Moreno, uno de los conductores de los vehículos en los cuales se movilizaba el embajador, que salió de su puesto de trabajo en 2007 por insuficiencias en su habilidad para ocupar el cargo, según su antiguo patrono.

El próximo 14 de noviembre fue citada la audiencia pública por parte del magistrado Luis Javier Osorio, quien conminó a la presencia de los integrantes del cuerpo diplomática, con el fin de esclarecer las circunstancias en las que se dio el despido.

Ricardo Garvin, defensor de Moreno, se apoyó una sentencia emitida por la misma Sala el 13 septiembre de 2007, con ponencia con el magistrado Tarquino Pacheco, para explicar la competencia de la Corte en esta materia.

Según la determinación, el alto tribunal cuenta con la facultad constitucional y legal para juzgar la presunta violación a los derechos aborales de la ciudadanía por parte de las distintas delegaciones diplomáticas de otros gobiernos que funcionan el país.