Impuesto para el deporte se mantendrá suspendido por orden judicial

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca mantuvo la medida cautelar en el cobro.

El cobro del impuesto para la financiación del deporte fue suspendido definitivamente, luego de que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca confirmara la determinación de la Juez 18 Administrativa de Bogotá de mantener el freno al cobro del tributo, que se hacía a través de las facturas de servicio telefónico de la capital.

El demandante, el abogado Herman Garrido, aspira a que la ciudadanía pueda recuperar más de 200.000 millones de pesos que fueron recaudados por la Administración Distrital desde 2003; de ahí que haya hecho parte de la presentación de una acción de grupo ante el Juez de origen, buscando la devolución de los recursos.

“Podemos decir con toda claridad que este impuesto no va más en el Distrito porque es ilegal. Es un cobro que se venía haciendo sin haber un sustento jurídico, que permitiera hacerlo”, sostuvo el jurista.

La administración de la capital colombiana ya había derogado el artículo 40 del acuerdo número 3 de 1997, que reglamentaba el cobro del aporte para financiación de la recreación y el deporte, y de ahí el argumento principal de la determinación del Juez de segundo grado.

Para el abogado Garrido era claro que por lo menos la mitad de los dineros acopiados habían sido empleados en máquinas burocráticas y no seguían el espíritu del acuerdo, que buscaba facilitar la construcción de escenarios deportivos y el mejoramiento de las condiciones de las escuelas dedicadas a la práctica en Bogotá.