Por masacre de Segovia seguirá en prisión ex congresista César Pérez

La Corte Suprema le negó la detención domiciliaria.

Por su presunta responsabilidad en la llamada masacre de Segovia, Antioquia, continuará en prisión el ex congresista César Pérez García, luego de que la Corte Suprema de Justicia le negara la detención domiciliaria.

Pese a que su defensa alegaba afecciones de salud que impedirían su presencia en un reclusorio, la Sala Penal determinó que el ex parlamentario debe seguir detenido en la cárcel La Picota de Bogotá, luego de su captura producida el 22 julio pasado.

Su abogado Dagoberto Charry insiste en que su cliente padece de graves afecciones coronarias, y de ahí la necesidad de que se le ofrezca permanente atención médica en su vivienda.

La masacre de Segovia se produjo en 1988, cuando un grupo paramilitar denominado ‘Muerte a revolucionarios del nordeste antioqueño' asesinó a 43 campesinos por su supuesta adhesión a la Unión Patriótica, UP, un movimiento político de izquierda que fue blanco de un proceso de exterminio entre los años 80 y 90, tras la muerte violenta o desaparición de cerca de 4 mil de sus militantes.

Tras avocar el conocimiento de este proceso, la Corte Suprema empezó a poner en práctica formal su jurisprudencia para investigar la presunta responsabilidad de dirigentes políticos en algunos de los crímenes de lesa humanidad ejecutados por el paramilitarismo, como el genocidio, la desaparición forzada o el secuestro.