Tres muertos y siete heridos dejó ataque a patrulla del Ejército

Los uniformados fueron emboscados en un recorrido en el departamento de Nariño.

Al menos tres militares murieron y siete más resultaron heridos en dos emboscadas de presuntos guerrilleros de las Farc en zonas de frontera del país con Ecuador y Venezuela, informaron fuentes militares.

En ambos casos, los guerrilleros activaron cargas explosivas al paso de patrullas del Ejército Nacional en los departamentos de Nariño y Norte de Santander, limítrofes con Ecuador y Venezuela, respectivamente.

Con las víctimas de estos ataques se elevó a ocho el número de víctimas fatales de la fuerza pública colombiana y a diez el de heridos desde el miércoles por la noche, cuando el mismo grupo insurgente emboscó a una patrulla de policías en el Caquetá.

En un primer caso, guerrilleros de la Columna Mariscal Sucre de las Farc causaron la muerte de un militar y dejaron heridos a otros seis en la carretera que une a las localidades nariñenses de Mallama y Ricaurte.

Los militares pertenecían a un batallón de selva adscrito a la Brigada 23 del Ejército, dijo a Efe una fuente de la III División del Ejército, la unidad responsable de todo el suroeste colombiano.

La fuente explicó que la emboscada fue cometida con cargas explosivas instaladas a los lados de la carretera en San Miguel, paraje rural de Ricaurte.

Al parecer, las bombas fueron activadas mediante una señal de teléfono móvil.

La segunda acción se presentó en la zona boscosa de Salazar de las Palmas, localidad de Norte de Santander, y dejó un suboficial y un soldado muertos, así como otro uniformado herido.

El comandante de la Brigada 30 del Ejército, el general Germán Saavedra, indicó a la prensa en Cúcuta, la capital departamental, que los militares fueron sorprendidos cuando realizaban "operativos de registro y control de área".

Los uniformados pertenecían a un grupo mecanizado del Ejército.

Temas relacionados