Empleadas de la Corte quieren colaborarle a la justicia

Sin embargo, piden protección especial porque están amenazadas.

En manos de la Procuraduría y la Fiscalía dejó la Corte Suprema de Justicia el caso de las empleadas involucradas en la infiltración de ese alto tribunal, según el llamado que hizo el presidente (e) Jaime Arrubla Paucar.

El jurista señaló que el asunto será tratado en la próxima Sala Plena, pues fue el plenario el que las nombró en sus respectivos cargos.

Pese a que el asunto fue tratado en la Sala de Gobierno, Arrubla Paucar señaló que no es ese el escenario donde se deben tomar decisiones en ese sentido, por falta de competencia.

Las dos mujeres dicen haber sido amenazadas de muerte y solicitaron a la Fiscalía que las incluya en el programa de protección a testigos.

Temas relacionados