Secretaría de Salud, en aprietos por arriendo de Clínica Fray Bartolomé de las Casas

Un Juez de Bogotá pidió que se investigue a las cabezas de la entidad.

La Secretaría de Salud de Bogotá podría ser objeto de investigaciones, luego de que el Juzgado Cuarto Penal del Circuito copulsara copias encaminadas a indagar si hubo irregularidades protagonizadas por parte de funcionarios de esa entidad en torno al contrato de arrendamiento celebrado con la Unión Temporal Clínica Fray Bartolomé de las Casas

La entidad distrital permitió del cesión de derechos con los que contaba el Hospital El Tunal a Fresenius Medical Care Colombia S.A., lo que para el despacho constituyó una irregularidad, que también se circunscribió al hecho de que sólo hasta el 17 de diciembre de 2002 la primera de las firmas hubiera sido informada de lo ocurrido.

“Estas inconsistencias en dicho trámite ameritan una investigación a sus directivas, quienes en su momento dieron viabilidad al procedimiento de cesión y por ende se dispone que una vez cobre ejecutoria la sentencia se compulsen copias de la sentencia ante la Secretaría Distrital y la Personería de Bogotá”, dice el fallo.

La determinación hace parte de la sentencia condenatoria a cuatro años y medio de cárcel de la que fueron objeto los arrendatarios, los médicos Camilo Uribe y Sergio Rada Rodríguez, quienes también deberán pagar más de 100 millones de pesos, equivalentes a una multa de 200 salarios mínimos mensuales vigentes.

Rada, un reconocido cirujano en el mundo de las reinas de belleza y su socio Uribe son responsables de la falsificación de una firma que finiquitó el contrato de arrendamiento suscrito con la Secretaría en 2001, según lo indicó el Juez.

La misa entidad distrital había ordenado el cierre de la Clínica durante la administración de Julián Eljach el 18 de octubre de 2005, luego de comprobar la veracidad de las quejas presentadas por los usuarios respecto a la deficiente atención a los pacientes.

Adicionalmente, el secretario de la época había hecho referencia a incumplimientos en el contrato por parte del arrendatario que, para el momento del cierre adeudaba más de 4.000 millones de pesos.

La clínica había entrado en operaciones nuevamente el 13 de mayo de 2002, luego de cuatro años de cierre ordenado por la segunda gestión de Antanas Mockus al frente de la Alcaldía Mayor de Bogotá.

La Secretaría Distrital de Salud se permite aclarar:

De conformidad con el fallo emitido por el juzgado 4 penal del circuito de descongestión, de fecha 31 de agosto de 2010, el Secretario Distrital de Salud, Héctor Zambrano Rodríguez no fue objeto de ninguna condena por parte de dicho despacho judicial frente al fraude procesal de la Unión temporal Nueva Clínica Fray Bartolomé de las Casas.

Igualmente, en la mencionada providencia judicial no se ordena de manera alguna la apertura de investigaciones penales o disciplinarias en contra del actual Secretario distrital de salud, máxime cuando el mismo no era funcionario de la entidad en la fecha en que ocurrieron estos hechos (año 2002).

Contrariamente, el fallo del mencionado juzgado declaró que la Secretaría de Salud fue objeto de engaño y fraude al momento de la expedición del acto administrativo con que se avaló la cesión del contrato para el manejo de dicha Clínica.

Se precisa que el Secretario de Salud cuando asumió el cargo en 2005 continuó con el respectivo proceso de defensa como garante de los intereses del erario público y de hecho logró recuperar el manejo de la Clínica Fray Bartolomé de las Casas, la cual actualmente está abierta y operando a cargo del hospital Simón Bolívar.