Cómplices de 'mata hari' fueron despedidas de la Corte Suprema

Por "pérdida de confianza" fueron destituidas de sus cargos las dos empleadas de servicios generales que sacaron información de los magistrados y sus decisiones.

Por su presunta responsabilidad en las ‘chuzadas’, las empleadas que contribuyeron a la infiltración de la Corte Suprema de Justicia deberán abandonar sus puestos de trabajo, luego de que la Sala Plena ordenara su destitución.

Ambas mujeres fueron contactadas por la ex detective del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, Alba Luz Flórez, con el fin de instalar grabadoras y otros dispositivos que le permitieron al organismo de inteligencia mantener el seguimiento irregular sobre los magistrados.

Las empleadas que oficiaban como colaboradoras de cafetería habían solicitado ser incluidas en el programa de protección a testigos que ofrece la Fiscalía General de la Nación, tras denunciar presuntas amenazas de muerte en su contra.

Su salida de la entidad se produjo un día después de que la Procuraduría General de la Nación iniciara la actuación  correspondiente para esclarecer si hay o no responsabilidad disciplinaria de las empleadas, policías y funcionarios del DAS involucrados en las ‘chuzadas’.

"La Corte Suprema en pleno, ordenó la inmediata destitución  de las señoras Maria Lisandrina Torres Bejarano y Blanca Yanet Maldonado López, como empleadas de esta Corporación, por las razones conocidas en los úlimos días a través de los medios de comunicación y por la consiguiente pérdida de confianza", dijo un comunicado del Alto Tribunal. 

Temas relacionados