Coronel (r) Plazas podría declarar en caso Palacio de Justicia

La Juez que dirige el proceso contra el general (r) Iván Ramírez Quintero decidirá si ordena su conducción al despacho.

El holocausto del Palacio de Justicia volverá a traer a colación al coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega en la mañana de este viernes, cuando la juez 51 Penal del Circuito de Bogotá, Cristina Trejos, decida si ordena o no la conducción de oficial (r) al despacho para que declare dentro del proceso del general (r) Iván Ramírez Quintero, quien dirige el Comando Operativo de Inteligencia y Contrainteligencia, Coici.

Plazas también había sido convocado como declarante dentro del juicio del ex comandante del B-2 de la Brigada 13, el coronel (r) Edilberto Sánchez Rubiano, diligencia ante la cual se excusó de asistir, ante las afecciones de síquicas que aquejaban al ex uniformado y que, según su abogado Jaime Granados, podían agravarse con la presencia de su defendido en el estrado.

En el caso del general (r) Ramírez, uno de los abogados de las víctimas, Jorge Molano, solicitó a la operadora jurídica que ordenara al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, que lo trasladaran a cumplir con la diligencia, aún cuando éste se negara a asistir.

Según la parte civil, que solicitó el descubrimiento de esta prueba durante la audiencia preparatoria, Plazas Vega había entregado declaraciones a medios radiales y de prensa en 2007, en las que reseñaba que habían sido efectivos del B-2 y del Coici los responsables de los rehenes y eventuales detenidos que iban abandonando el Palacio de Justicia durante y después de la toma y no de la Caballería, que estaba bajo su tutela.

Los tres oficiales (r) hicieron parte del operativo de retoma del máximo escenario de la justicia colombiana, que había sido tomado a la fuerza por guerrilleros del M-19, que protagonizaron un largo enfrentamiento armado con la Fuerza Pública, que terminó consumiendo en llamas el edifico y causando la muerte de magistrados, transeúntes, empleados, uniformados e insurgentes.

Todos los ex uniformados en mención fueron llamados a juicio por su presunta responsabilidad en la desaparición de 11 civiles que se encontraban en la cafetería el 6 de noviembre de 1985 y, en el caso de Luis Alfonso Plazas Vega, éste ya fue objeto de una condena a 30 años de prisión.

 

últimas noticias