Un Policía herido en ataque de las Farc está grave

Los uniformados son atendidos en Neiva.

Los patrulleros Armando Javier Rosero Cruz, de 22 años de edad, y Jorge Andrés Usuriaga, de 24 años, están siendo atendidos en la capital del Huila, a donde fueron trasladados en helicóptero tras el ataque de las Farc a San Miguel, Putumayo.

Usuriaga sufrió un trauma craneoencefálico severo y se encuentra interno en la Unidad de Cuidados Intensivos, mientras que  Rosero Cruz sufrió un trauma en el tórax y esquirlas de granada en todo el cuerpo.

El viernes en la noche el Gobierno Nacional dijo que el territorio ecuatoriano no fue utilizado por las Farc y reveló detalles del ataque que las Farc cometieron contra un grupo de carabineros de la Policía en San Miguel (Putumayo).

Al terminar un encuentro con el presidente Juan Manuel Santos, el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera Salazar y el director de la Policía Nacional, general Oscar Naranjo Trujillo, contaron cómo se presentó ese asalto de la guerrilla.

El alto oficial dijo que desde hace dos semanas fue necesario el envío de tres contingentes de policías debido a información de inteligencia que daba cuenta del posible ataque de las Farc a esa población, fronteriza con Ecuador.

Fue así como la madrugada de este viernes "70 terroristas" pretendieron tomarse el poblado y tres unidades recibieron hostigamiento no sólo con fusiles sino morteros artesanales.

Una de las bases fue impactada y murieron de inmediato siete agentes, mientras otro cuando era trasladado a un centro asistencial falleció. Además, cuatro uniformados más fueron heridos.

En el mismo sentido, Naranjo manifestó que no hay noticias sobre la muerte de dos civiles que en principio se habló que murieron a causa de la arremetida de las Farc.

Después del ataque el dispositivo de seguridad en San Miguel fue reforzado y las autoridades controlan la zona.

Finalmente, el General fue enfático en asegurar que las acciones de la guerrilla se dieron desde territorio colombiano y nunca en Ecuador.