Ex presidente Uribe defiende a su primo de acusaciones por parapolítica

Dijo que la alta votación del dirigente se debía al apoyo que dio su exitosa campaña de cara a la Presidencia y no a nexos con 'paras'.

El ex presidente Álvaro Uribe declaró que el éxito electoral de su primo Mario Uribe de cara al Senado de la República fue el resultado de la buena acogida que tuvo la campaña política que él y sus coequiperos protagonizaron y no al apoyo de grupos paramilitares.

Así respondió el ex mandatario al cuestionario de ocho preguntas enviado por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, en el marco del juicio que, por ‘parapolítica’ enfrenta el ex congresista del Partido Colombia Democrática.

El primo del ex presidente Álvaro Uribe Vélez es investigado por los supuestos vínculos que mantuvo con el Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, proceso que se reanuda a lo largo de esta semana.

“En 2002, el doctor Mario Uribe fue quizás el primero que dijo públicamente que se adhería a la candidatura del doctor Álvaro Uribe Vélez (… ) Lo que llamó e doctor Víctor Renán Barco ‘ese viento de cola’ lo que favoreció a muchos senadores y parlamentarios que primero se adhirieron a esa candidatura; eso fue lo que sucedió y eso fue lo que respaldó precisamente el cuestionario del doctor Álvaro Uribe”, dijo Nodier Agudeo, el abogado del ex parlamentario.

Según la acusación, el dirigente antioqueño se valía de la capacidad de persuasión de la que disponía el grupo armado ilegal en el departamento de Córdoba para adquirir tierras a bajo costo.

Adicionalmente, la Corte Suprema considera sospechoso el hecho de que haya obtenido altas votaciones en algunos de los municipios cordobeses en los comicios electorales de 2002, sin que hubiera tenido ninguna experiencia dirigencial en esa zona de la Región Caribe colombiana.

Uribe Escobar señaló que sus réditos políticos en esa zona no podían deberse a otra razón que a las cadenas de oración que él y sus familiares mantuvieron para que él llegara al Congreso de la República, pues jamás tuvo vínculo alguno con organizaciones armadas al margen de la Ley.

La defensa del dirigente busca desvirtuar las declaraciones de uno de los principales testigos en el caso, como lo es Jairo Castillo Peralta, alias ‘Pitirri’, quien dijo haber colaborado para obligar a los dueños de unos terrenos en la población  de San Marcos a ceder su propiedad a un costo por debajo de su valor comercial.