Con protocolos de seguridad policía busca blindarse de ataques guerrilleros

El general Oscar Naranjo hizo un llamado a la comunidad para que entregue información preventiva.

El director de la Policía, general Oscar Naranjo lamentó la muerte de cerca de 25 policías que en cumplimiento de su deber fueron atacados por las Farc en Caquetá, Putumayo y Norte de Santander.

El alto oficial manifestó que la mejor forma de combatir el terrorismo es con racionalidad, eficacia, inteligencia y acompañamiento ciudadano, al advertir que el apoyo de la comunidad es clave para evitar emboscadas de los grupos al margen de la ley.

"Hacemos un llamado a las comunidades para que le cierren cualquier posibilidad al terrorismo a través de información preventiva. La mejor manera de atacar al terrorismo es la cooperación entre ciudadanos y autoridades", enfatizó.

Así mismo, señaló que los uniformados tendrán que seguir con rigor un protocolo operacional para que no sean sorprendidos y masacrados en el momento que se registre una incursión guerrillera.

"Debo lamentar la muerte de mis policías, debo además señalar que estos hechos no debían suceder y por esa razón hemos dados instrucciones para que haya una aplicación totalmente clara, nítida de protocolos de seguridad operacional", puntualizó Naranjo.

Por su parte, el Ministro de Defensa, Rodrigo Rivera dijo que los terroristas están tratando de causar efectos políticos con los ataques registrados en las antiguas zonas dominadas por las Farc, "el terrorismo es un expediente cobarde que demuestra desesperación e incapacidad", agregó.

Finalmente, dijo que la ofensiva contra las Farc continúa en todo el territorio nacional y advirtió que "los colombianos no nos vamos a dejar arrinconar".

El pasado viernes las Farc atacaron la población de San Miguel y asesinaron a ocho policías.

Sin embargo, el hecho más grave tuvo lugar el pasado 1 de septiembre durante una emboscada en Doncello, Caquetá, donde fallecieron 14 policías.