Mindefensa no permitirá 'manzanas podridas' en las Fuerzas Militares

En un operativo del Ejército y la Fiscalía fueron detenidos 8 uniformados por la venta ilegal de material de guerra.

Luego de que las autoridades vincularan judicialmente a 40 personas, entre ella seis militares y dos policías, por su presunta responsabilidad en la venta ilegal de material de guerra, el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, señaló que no permitirá que "manzanas podridas al interior de la Fuerza Pública le causen daño al país en alianzas turbias con la delincuencia".

Resaltó el trabajo de contrainteligencia que le permitió a la Fiscalía y al Ejército identificar a los militares que estarían incurriendo en esta actividad ilícita, en compañía de grupos al margen de la ley.

"Esto obedeció a trabajo conjunto entre nuestras fuerzas militares, fundamentalmente el Ejército y la Fiscalía, un trabajo que arrancó con contrainteligencia, vigilando la manera en la que se estaban presentando estos hechos", explicó el jefe de la cartera de la Defensa.

El alto funcionario rechazó este comportamiento de los seis militares, dos policías y un civil que trabaja para el Ejército y reiteró la disposición del Gobierno de garantizar la transparencia y condenar este tipo de alianzas con grupos delincuenciales.

Según informó la Fiscalía, los uniformados estarían vinculados a una red dedicada a vender armas y explosivos a miembros de grupos armados al margen de la Ley.

Las capturas de los sospechosos se efectuaron durante 20 allanamientos simultáneos en: Barranquilla, Valledupar, Caucasia (Antioquia), Medellín, Bogotá, Girardot (Cundinamarca), Villavicencio, Puerto Lleras (Meta), Dagua (Valle), Cali y Pasto.

En esas diligencias judiciales las autoridades se incautaron de 11 cajas de granadas de mortero de 40 milímetros, un mortero de 60 milímetros, tres sistemas de visión nocturna, un detector de minas de última generación, accesorios para ametralladoras, fusiles y lanzadores de granadas, proveedores, munición de diferentes calibres y 250 mil dólares falsos.

Desde hace más de un año, el CTI e Inteligencia del Ejército seguían de cerca las actividades de los integrantes de esta organización ilegal, lo que permitió la incautación de 27 mil cartuchos, 59 granadas IM-26, 40 granadas de 40 mm, 26 culatas para fusil, 40 temporizadores para minas, y 4 fusiles AK-47. En ese lapso también fueron capturadas 10 personas e inmovilizados tres vehículos.

Un fiscal de la Unidad Nacional contra el Terrorismo presentará en las próximas horas a los indiciados ante un juez de control de garantías de Bogotá para legalizar las capturas, imputar cargos por los delitos de porte y tráfico de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas y concierto para delinquir agravado, y solicitar la imposición de una medida de aseguramiento.