Siete implicados en 'chuzadas' se salvan de sanción disciplinaria

Sobre cuatro de ellos se ordenó la prescripción por vencimiento de términos.

Siete de los implicados en el escándalo de las 'chuzadas' estarán al margen de sanción disciplinaria por decisión de la Procuraduría Tercerca Delegada ante el Consejo de Estado.

El representante del Ministerio Público, Fernando Brito, consideró que en el caso de los ex detectives Carlos Alberto Herrera, Sandra Patricia Muñoz, Juan Carlos Sastoque e Ignacio Moreno Tamayo ya prescribieron los términos legales para adelantar la actuación, y de ahí que ordenara su archivo.

Frente al caso de Mario Orlando Ortiz y Germán Enrique Villalba, existe duda razonable en torno a su participación en esta plataforma criminal, lo que llevó a su exoneración de todo cargo; Iveth Senobia Gutiérrez también quedará al margen de toda sanción, toda vez que el organismo de control no encontró responsabilidad de parte suya en las irregularidades. 

A su turno, Fabio Duarte Traslaviña y Germán Ospina Arango sí fueron sancionados con destitución e inhabilidad en el ejercicio de funciones públicas durante una década. Blanca Cecilia Rubio Rodríguez y Lina María Romero Escalante fueron suspendidas y privadas de la función pública por espacio de seis meses.

Fernando Brito Ruiz, a cargo del proceso, investigó la supuesta prestancia de los ex detectives en los seguimientos ilegales de los que fueron blanco magistrados de las altas cortes, defensores de derechos humanos, periodistas y líderes opositores.

Sin contar con orden judicial alguna, varios de ellos participaron en la interceptación de correos y otro tipo de comunicaciones de tales blancos, información que terminó siendo utilizada para desprestigiarlos ante la opinión pública.

El lunes pasado se conocieron apartes de la declaración del ex  jefe del Grupo de Observación Nacional e Internacional, Goni, Germán Ospina, en las que denuncia la muerte de un funcionario y las graves heridas que sufrió otro más al ser atacados por otro agente cuando cumplían labores de seguimiento a algunos opositores, en hechos aún por esclarecer que ocurrieron el 31 de octubre de 2008.  

“Él refirió lo sucedido la noche de halloween por un funcionario que en confusas circunstancias dio muerte a dos funcionarios que fueron subalternos suyos, uno de los cuales le estaba suministrando información sobre unas ejecuciones no muy correctas de dineros donados por un Gobierno extranjero y también hirió gravemente a un funcionario cercano a él, porque fue casualmente el que infiltró la seguridad de la ex esposa de Gustavo Petro”, dijo su abogada Victoria Restrepo. Al respecto, la Procuraduría compulsó copias para que se investiguen estos hechos.

Los defensores de los implicados han manifestado que la actuación de sus apoderados en este escándalo se limitó al cumplimiento de las órdenes que recibían de sus superiores y que, por su nivel jerárquico, no tenían la posibilidad de estar al tanto de su procedencia ilícita, por cuanto su proceder nunca sobrepasó ese marco normativo.

Temas relacionados