Por ‘falso positivo’ condenan a 34 años de cárcel a siete militares

Por el mismo hecho ya habían sido condenados un suboficial y un soldado que aceptaron cargos.

Por un ‘falso positivo’, como en Colombia se ha denominado a un tipo de ejecución extrajudicial, fueron condenados a 34 años de prisión siete militares que integraban el Batallón La Popa de Valledupar, Cesar, por determinación del Juzgado Tercero Penal del Circuito Especializado de esa capital.

La medida afecta a Edwin Fernando Cuéllar Cabrera, suboficial; y los soldados Carlos Enrique Ayala González, Ismael Pabón Bonnet, Pedro Antonio Quintero Oñate, Yoiner José Arias Chona, Daiver Eximair Jiménez Muñoz y Toiber Blanchar Villazón.

El operador jurídico los halló culpables del delito de homicidio en persona protegida, tras la investigación adelantada por un Fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitaria, DIH.
 
Los hechos materia del proceso ocurrieron el 13 de mayo de 2007, cuando los uniformados presentaron el cadáver de Baltazar de Jesús Arango Rua como el de un guerrillero del ELN dado de baja en combate que se habría producido en la vereda Costa Rica, municipio de Pueblo Bello.

Sin embargo, la Fiscalía estableció que se trataba de un agricultor que había sido sacado de su vivienda a la fuerza el día anterior y que fueron los uniformados los que le dejaron una escopeta y una granada al lado del cadáver, para simular que se trataba de un insurgente.

Por los mismos hechos ya habían sido condenados Wilson Alfonso Narváez, responsable de la patrulla, y el soldado Eder Carmona Hernández, quienes se acogieron a sentencia anticipada.

El Juzgado Tercero Penal del Circuito Especializado de Valledupar también absolvió a Tomás Enrique Ayala Nieves, decisión que fue apelada por las Fiscalía.