Confrontan declaración de gobernador del Guaviare en caso de parapolítica

El coronel (r) Guillermo Quiñónez desmintió a Dagoberto Suárez en el proceso contra Oscar López.

Este miércoles la Corte Suprema de Justicia avanza en la investigación en contra del político del Guaviare, Oscar López Cadavid, por sus presuntos vínculos con los grupos al margen de la ley.

En desarrollo de la diligencia de este miércoles, el coronel (r) del Ejército, Guillermo Quiñónez, rindió declaración ante la sala penal, en el caso de la investigación que adelanta el Alto Tribunal en contra del ex gobernador del Guaviare, por sus presuntos con Pedro Oliverio Guerrero, alias ‘Cuchillo'.

El oficial afirmó que no cree que ‘Cuchillo' "se campeara como pedro por su casa" e hiciera reuniones en San Martín (Meta) como lo afirmó el actual gobernador del Guaviare, Dagoberto Suárez.

"Esto nunca pudo pasar, o no se pudo haber dado porque allí teníamos asiento, la Policía y el Ejército; y la brigada que yo comandé tenía cinco batallones, uno de ellos a la entrada de San Martín (Meta) donde se hacían diariamente requisas y se verificaban diariamente la llegada y entrada de los ciudadanos que ingresaban a esta zona del país -y esto no solo lo hacíamos nosotros como Ejército-, la Policía Nacional también trabajó de la mano con nosotros el tema de la seguridad en todo el departamento", declaró.

Quiñónez en su relato que le hizo a la sala penal afirmó que ‘Cuchillo' sí se desmovilizó en el 2006.

"Yo acompañé al ex alto comisionado para la paz, Luís Carlos Restrepo, a la zona donde se concentraron la gente de ‘Cuchillo' y los hombres de ‘Piraban' (...) posteriormente en el año de 2007 Pedro Oliveros resolvió conformar un grupo delincuencial y volver al monte", aseguró.

Tras esto, contó que "fue cuando el señor Presidente de la República de la época, Álvaro Uribe Vélez, le pidió a la justicia colombiana, que le sacaran de los procesos de justicia y paz, al señor Pedro Oliveros, alias ‘Cuchillo' y que lo capturaran a como diera lugar".

El Coronel le afirmó a los magistrados que para la época de 2007 el Gobierno Nacional, en el despacho del Ministerio del Interior y Justica ofreció una recompensa de $5 mil millones a quien diera información para la captura de alias ‘Cuchillo', por lo tanto, era imposible que la ciudadanía viéndolo no lo denunciara.

Este jueves se reanuda en la Corte la diligencia en contra de Oscar López.

Temas relacionados