Por homicidio de magistrado Urán rindió indagatoria general (r) Fracica

La Fiscalía también vinculó formalmente a la investigación a los oficiales (r) Jesús Armando Arias Cabrales y Rafael Hernández.

Por su presunta responsabilidad en el asesinato del magistrado auxiliar del Consejo de Estado, Carlos Horacio Urán, rindió indagatoria ante un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, DIH, el general (r) Carlos Alberto Fracica.

El jurista, que pereció durante el holocausto del Palacio de Justicia en 1985, fue reconocido por sus familiares y allegados en una imagen de televisión, abandonando el edificio, rumbo a la Casa del Florero, 20 años después de haber sido encontrado muerto, al parecer, como víctima de un tiro de gracia.

Su cadáver fue ubicado en un pequeño cuarto de la morgue de Bogotá, donde se encontraban todos los guerrilleros del M-19 que murieron en el fuego cruzado; hasta hace unos años, las autoridades otorgaban entera credibilidad a los testigos que aseguraban haber visto cómo el insurgente Andrés Almarales le disparó en la cabeza y luego se suicidó.

El hecho de que el cuerpo sin vida de Urán, tanto como el del comandante guerrillero y del también magistrado Manuel Gaona hayan aparecido con un hoyo de bala en la frente y con señas de haber sido lavados, las imágenes de televisión en la que se dice haber visto con vida al primero y testimonios de personas que aseguran haberlo visto salir del Palacio llevaron a la exfiscal Ángela María Buitrago a abrir la respectiva indagación por este homicidio.

En una de las inspecciones judiciales adelantadas por la ex funcionaria en los archivos del B-2 de la Brigada 13 fue encontrada la billetera del magistrado Urán, agujereada por un disparo; en 2007, ésta fue entregada a su viuda Ana María Bidegain.

En el curso del averiguatorio, la exfiscal Buitrago ordenó verificar las necropsias de 17 de los cadáveres, entre los cuales se encontraban los de varios guerrilleros como Andrés Almarales y de los magistrados Gaona y Urán; la indagación llevó también a la apertura de investigación preliminar por la presunta desaparición del comandante de la operación de toma del Palacio, el guerrillero Luis Otero.

El 26 de octubre de 2010 Buitrago llamó a indagatoria a los generales (r) Carlos Alberto Fracica, Jesús Armando Arias Cabrales y Rafael Hernández; el caso fue trasladado a otro despacho, un día antes de que fuera aceptada la renuncia de la exfuncionaria por parte de Guillermo Mendoza Diago.