Samuel Moreno declarará por carrusel de contratación

El Consejo de Estado lo citó dentro de la demanda de pérdida de investidura contra el excongresista Germán Olano.

El alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, rendirá declaración por el escándalo de supuesta corrupción que ha rodeado la contratación estatal en el Distrito, dentro del proceso de pérdida de investidura que cursa en contra del exrepresentenate a la Cámara Germán Olano.

La máxima instancia de la jurisdiccón contencioso administrativa también escuchará en audiencia a Néstor Eugenio Ramírez Cardona y Liliana Pardo Gaona, director y exdirectora del Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, respectivamente.

La diligencia tendrá lugar ocho días después de la citación a la concejal Ángela Benedetti y al mismo exlegislador Germán Olano, cuyas declaraciones ya reposan en el expediente que tiene a su haber la colegiatura.

De la misma manera, el Consejo de Estado solicitó a la Procuraduría General de la Nación y a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que remita copia de los expedientes que tiene a su haber dentro de las investigaciones disciplinaria y penal que se adelantan por el carrusel de la contratación.

Las diligencias programadas por la colegiatura han tenido lugar entre el 9 y 23 de febrero , según  lo dispone el oficio conocido por ElEspectador.com.

La Red de Veedurías Ver, a través de su vocero Pablo Bustos, había interpuesto la demanda en contra de Olano por presunto tráfico de influencias y violación al régimen de inhabilidades e incompatibilidades.

Al parecer, el dirigente negoció con las autoridades distritales participación en los contratos de obras de infraestructura vial como la Fase Tres de Transmilenio, por lo que ya enfrenta una investigación penal previa ante la Corte Suprema y lo que, a juicio de la Red, lo hace merecedor a la pérdida de investidura, una sanción que lo inhabilitaría de por vida para ejercer cargos de elección popular.

“Para la Red de Veedurías es claro que se habrían trasgredido tres causales de pérdida de investidura consistente, primero, en la negociación con el contralor de Bogotá; segundo, la negociación que habría realizado con beneficiarios del erario público, cuales son los contratistas del Grupo Nule; sumado a esto, por supuesto que estamos invocando la causal de tráfico de influencias”, dijo Pablo Bustos en su momento.