Altas Cortes solicitan al Gobierno que revise proyecto de reforma a la justicia

En la carta firmada también por la Fiscal y el Procurador General, le solicitan al presidente de la República, Juan Manuel Santos que se revisen algunos de los artículos aprobados en el proyecto reformista.

Un fuerte llamado de atención le hicieron los presidentes de la Corte Suprema de Justicia, Consejo de Estado, Fiscal General y Procurador General de la Nación al presidente de la República, Juan Manuel Santos para que se revise y modifiquen algunos puntos de los ya aprobados por el Congreso en el proyecto de reforma a la justicia.

En una misiva, los presidentes de las altas cortes muestran su “preocupación” frente a los cambios que ha tomado el proyecto en su curso en los debates en la Cámara de Representantes, señalando que es menester llegar “a la reflexión y la sensatez” con el fin de revisar el proyecto reformista.

“Atienda el llamado que aquí hacemos a la reflexión y a la sensatez que exigen los ajustes que pretenden introducirse a la organización y el funcionamiento del sistema judicial colombiano, sin que con ello se erosione la estructura del Estado Social de Derecho que adoptó el Constituyente desde el año de 1991”, precisa la carta.

En la carta se señala además que los puntos aprobados en el Congreso afectan dos principios elementales para el ejercicio de la justicia en Colombia, como lo son la independencia y la autonomía de los organismos judiciales.

“El proyecto que se encuentra en trámite no contiene medidas que permitan fortalecer y consolidar el delicado diseño que exige un adecuado equilibrio del Poder Público; tampoco responde con suficiencia a la creciente demanda ciudadana, en términos de acceso a la Administración de Justicia y al dinamismo que requiere la función judicial, para que se puedan traducir en eficiencia, oportunidad, agilidad, confianza y transparencia”, se manifiesta en uno de los principales puntos.

Ante estos reparos, se le solicita al primer mandatario que “presente demanda su urgente, oportuna y directa intervención para evitar que se puedan afectar, de manera grave, la estructura y el funcionamiento del Estado en Colombia”.

Para los presidentes de las altas cortes la propuesta aprobada contiene un retroceso en el camino democrático iniciado por el país desde hace 20 años.