Javier Cáceres, condenado a nueve años de prisión por parapolítica

Fue hallado culpable de buscar apoyo político y electoral de grupo de autodefensas.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia condenó a nueve años de prisión al excongresista Javier Cáceres por sus nexos con grupos paramilitares.

El expresidente del Congreso fue hallado responsable del delito de concierto para delinquir agravado por buscar apoyo político y electoral en departamento de Bolívar.

En el 2007, el excomandante paramiliar Salvatore Mancuso le manifestó a un fiscal de Justicia y Paz haber presenciado una reunión entre el entonces gobernador de Bolívar, Libardo Simancas y la congresista Eleonora Pineda, condenada por parapolítica, con el fin de acordar los beneficios allegados por el apoyo de los paramilitares a las campañas electorales en el departamento.

En dicha reunión celebrada en Cartagena, también participó el exrepresentante a la Cámara Alfonso López Cossio, quien según la versión de varios paramilitares también habría recibido apoyo del grupo armado para su campaña electoral por petición de Cáceres.

A lo largo del proceso se han recibido las declaraciones de los excabecillas paramilitares Iván Roberto Duque, alias 'Ernesto Báez' y Uber Bánquez, alias 'Juancho Dique', quienes ratificaron sus señalamientos en contra de Cáceres narrando las reuniones que sostuvieron con él y en las cuales habrían brindado apoyo político para su campaña al Congreso en 2006.

Sin embargo, el expresidente del Congreso rechazó estas acusaciones y manifestó que los señalamientos en su contra se debieron a presiones inducidas por magistrados auxiliares de la Corte Suprema de Justicia.

La sentencia dispone también compulsar copias a la Fiscalía General de la Nación, para que se investigue la eventual responsabilidad penal de personas que aparecen comprometidas por testimonios recogidos durante el juicio del exsenador Cáceres Leal.

A la Fiscalía se remiten las declaraciones rendidas por José del Carmen Gélvez Albarracín y Úber Banquez Martínez, mediante las cuales se evidencian posibles desvíos de dinero de la alcaldía del municipio de Campo de la Cruz y eventuales irregularidades en Cardique.

El testigo clave

El excomandante del Bloque Héroes de María, Uber Enrique Bánquez, alias ‘Juancho Dique' aseguró que se reunió en repetidas oportunidades con el congresista Javier Cáceres para acordar apoyo a candidatos del departamento del Bolívar, además de beneficios políticos y electorales con miras a las elecciones de 2006.

‘Dique’ manifestó que el expresidente del Congreso para conseguir sus objetivos electorales lo instó a“sacar del camino” a al candidato a la alcaldía de Turbaco Germán González, quien pertenecía al Polo Democrático.

"Si uno analiza Cambio Radical, todos tuvieron relaciones con las autodefensas porque teníamos que darle un aval a ellos para las alcaldías y la Gobernación, pues la intención era llevar representantes a la Cámara y al Senado en 2006”, aseguró el excomandante paramilitar precisando que la alta votación del partido en el departamento se debió al apoyo ilegal.

Cáceres le habría manifestado la necesidad de apoyar la campaña del ahora exgobernador Libardo Simancas, hecho que también era de conocimiento de Salvatore Mancuso.

Igualmente acusó a Luz Stella Cáceres, hija de Javier Cáceres, de llegar al cargo de diputada del departamento de Bolívar con apoyo de grupos paramilitares.

Visiblemente alterado, el excomandante paramilitar cuestionó la votación recibida por la hija del senador. “Le gustaría al señor Cáceres que yo nombrará a Luz Stella Cáceres, y le preguntará de dónde sacó todos esos votos. Votos que para mí son manchados de sangre de la masacre de los Montes de María”.

En su declaración ante la Corte Suprema, ‘Dique’, aseguró que el senador le envió un disco compacto en el cual estaba una grabación en la que lo amenazaba con involucrar a su esposa de manejar las instituciones de salud en Bolívar.

“Esto es una clara amenaza, y por esto yo no declaré al principio, porque Cáceres me había amenazado con involucrar a mi esposa con grupos paramilitares. Eso es muy grave”, manifestó.

El excomandante paramilitar Bánquez Martínez ratificó el apoyo político que se le brindótanto a Cáceres como Libardo Simancas para la Gobernación de Bolívar para el año 2004, así como la protección que se le brindo a dirigentes del Polo Democrático, movimiento al que perteneció el ex presidente del Congreso antes de llegar a Cambio Radical.

La Procuraduría pidió absolución

El pasado siete de febrero, en los alegatos de conclusión, la delegada de la Procuraduría, Sonia Sierra le solicitó a la Sala Penal que se declarara la absolución en contra del expresidente del Congreso Javier Cáceres en el proceso que se le adelanta por la llamada parapolítica.

Según la representante del Ministerio Público, a lo largo del juicio no se presentaron pruebas ni testimonios contundentes que indicaran que el exsenador buscó y pactó apoyo político ni electoral de los grupos de autodefensas para campaña.

La procuradora Sonia Sierra aseguró que las declaraciones de los excomandantes paramilitares presentaron “inconsistencias” en sus señalamientos en contra de Cáceres Leal y la búsqueda de apoyo con los miembros de las autodefensas en el departamento de Bolívar.

“Los miembros de las autodefensas no lograron con sus declaraciones transmitir en grado de certeza los estrechos vínculos que existían entre las estructuras armadas con la clase política de Bolívar para lograr una coerción política”, precisó en su intervención. 

337527

2012-04-11T11:09:03-05:00

article

2013-11-04T22:12:14-05:00

ee-admin

none

Judicial

Javier Cáceres, condenado a nueve años de prisión por parapolítica

71

6279

6350