Padre de menores asesinados en Tame asegura que hay otros militares vinculados

Asegura que la defensa del militar ha presentado testigos falsos con el fin de incluso involucrar en el crimen a los familiares de los niños.

El padre de los tres menores que fueron asesinados en zona rural del municipio de Tame, Arauca, en octubre de 2010, aseguró entre lágrimas que además del subteniente (r) Raúl Muñoz Linares existen otros militares vinculados con el atroz crimen.

Visiblemente afectado por lo que ha escuchado en las audiencias, el hombre aseguró que este juicio se han presentado testigos falsos, quienes incluso han llegado a culpar a los familiares de los niños con asesinato.

“Ahí hay más tipos involucrados. Ellos eran los que estaban al pie de mi casa y dos veces fueron estaban los niños solos, que fue el 9 y 10 de octubre. Los encontraron solitos. Les preguntaron que qué estaba haciendo el papá y luego se fueron”, precisó el hombre antes de la diligencia judicial en el complejo judicial de Paloquemao.

Manifestó además que durante el proceso se presentaron declaraciones que rayaban en lo absurdo entre las cuales se le acusaba de tener una relación con su propia hija y que la trataba como a su esposa. “Era una niña, un ángel por Dios (…) Eso él no lo hizo solo”, manifestó.

Igualmente aseguró que tuvo que salir del lugar donde habitaba debido a las amenazas que recibió después de los hechos, retaliaciones que según él vienen del mismo Ejército.

El hombre, cuyo nombre se mantiene en reserva, aclaró que pese a que tiene una escolta debido a las graves amenazas que ha recibido, desde el pasado marzo de 2011 que se encuentra en Bogotá ha sufrido mucho y que incluso ha pasado hambre.

“Son amenazas frecuentes y ahora nos quieren hasta quitar el http://www.elespectador.com/sites/all/libraries/fckeditor/editor/skins/d...); background-position: 0px -304px; " src="http://www.elespectador.com/sites/all/libraries/fckeditor/editor/images/spacer.gif">esquema de seguridad que nos dio el Ministerio. Estamos mal económicamente, con el favor de Dios hemos subsistido”, indicó.

Dice que les han ofrecido asilo en otro país, pero que él no es el victimario para salir huyendo de su tierra. “Yo para irme para otro país no tengo por qué, porque a mí me hicieron fue el mal. Yo no le hice daño a nadie. No he matado, ni robado”.

El hombre aseguró que la máxima pena que pidió la Fiscalía en contra del subteniente Muñoz Linares es poco para todo lo que hizo.