Insisten en que se investigue caso de 'bacrim-política' en Chocó

Dos campesinos, opositores al alcalde del Medio Baudó, piden a la Fiscalía indagar el caso del alcalde Benjamín Palacio, a quien señalan de nexos con 'Los Rastrojos'.

Dos campesinos denunciaron graves amenazas en contra de sus familias y temen por sus vidas en el municipio de Medio Baudó (Chocó). Aseguraron que fueron amenazados por el alcalde Benjamín Palacios Martínez, a quien señalaron de haber enviado integrantes de bandas criminales que operan en el departamento a amenazarlos. Además, advirtieron que también los obligó a algunos de ellos a que salieran del pueblo.

A los dos campesinos les tocó salir de sus parcelas de tierra porque en repetidas oportunidades fueron hostigados y torturados por algunos miembros de ‘Los Rastrojos’ que, según ellos, “trabajan” con el alcalde.

El primer caso es de Antonio Murillo, quien relató apartes de las denuncias que actualmente tiene la Fiscalía por el desplazamiento y las amenazas que le hicieron las bandas criminales.

“Nací en el corregimiento de arenales, municipio del Medio Baudó, y el pasado mes de octubre cuando se dieron las elecciones para alcaldes y concejales, fui candidato al concejo por el partido Cambio Radical. Ocho días antes de las elecciones fui abordado por hombres armados que me pararon y me pidieron que no siguiera con esta campaña y que me retirara. Pasaron las elecciones y ganó el señor Benjamín Palacios”, narró.

Y continuó: “Días después venía subiendo el río Baudó y me abordaron en una lancha en la cual iban dos sujetos, uno de ellos me pidió que le llevara una encomienda al ‘comandante Pérez’, que pertenece a ‘Los Rastrojos’. Pregunte que dónde estaba y ellos me contestaron que estaba más arriba”.

“Llegué al sitio donde me indicaron y acerqué la lancha, pregunté por el ‘comandante Pérez’, y salió un señor que creo era uno de los escoltas del señor Pérez. Me dijo que el jefe quería hablar conmigo. Posteriormente fui amarrado de pies y manos, y a continuación torturado. Fui llevado a la orilla del rio Baudó y después a donde estaba el comando de ‘Los Rastrojos’. Él me manifestó que me tenía que ir del pueblo y que dejara de seguir haciendo pronunciamientos en contra del alcalde Benjamín Palacios, que ellos estaban apoyándolo. Posteriormente me amarraron nuevamente y fui sumergido en el río, en donde me trataron de ahogar pero me salvé porque mi hijo y mi compañera les suplicaban que no me hicieran daño”.

Murillo a finales de noviembre, pocos días después de lo acontecido, dejó todo en manos de las autoridades para que iniciarán la investigación de lo que sucede en Medio Baudó chocoano.

“Tengo testimonios de por lo menos 25 pobladores de mi municipio que han sido amenazados y torturados, obligados a salir del pueblo por muchas de las denuncias que hemos hecho en contra del alcalde. El tema es que aquí el que tiene o los que tienen las armas, son los que mandan”, recalcó.

Otro campesino, el indígena Jairo Achito, quien habitaba en el Medio Baudó chocoano desde hace 57 años, dio a conocer su denuncia sobre el caso.

“Yo denuncié al señor Benjamín Palacios porque llegaron a donde yo vivía con mi familia unos hombres armados y me dijeron que tenía que votar por él, que si votaba por otro candidato nos mataban, por esto lo denuncié ante la Fiscalía”, narró.

“Yo tenía 15 votos y me obligaron a votar por este señor, que hoy es el alcalde de mi pueblo. Por las buenas o por las malas me dijeron que votara por él. Soy un agricultor que me gano la vida es sembrando y cultivando. Me tienen muy amenazado porque yo denuncié al hoy señor alcalde. Si me matan, me matan es en la finca donde trabajo en este momento con mi familia”, continuó.

Además, acusó a Palacios de andar con miembros de las bandas criminales, y hoy “sigue andando con ellos, y no sé porque las autoridades no lo cogen”.

“Yo estoy muy perjudicado porque allí tenía mi tierra para trabajar y aquí en Istmina (Chocó), a donde fui desplazado, tengo que ser empleado. El Gobierno me ayuda pero el dinero que nos dan en oportunidades se demora mucho, ya tenemos dos meses que no nos llega”, manifestó.

La juez segunda penal municipal, Elisabeth Quejada Mayo, iniciará este miércoles el proceso penal en contra del alcalde Benjamín Palacios.

Se espera que la Fiscalía se pronuncie sobre los presuntos delitos del alcalde por concierto para delinquir.

La jueza en mención tiene procesos en su despacho de por lo menos 60 integrantes de ‘Los Rastrojos’, los mismos que hoy se encuentran privados de la libertad.

Aunque de momento se desconoce una respuesta formal de Benjamín Palacios, a mediados de julio, tras el asesinato de una joven del municipio, el alcalde denunció la grave situación que se vive en esa región del Chocó por los enfrentamientos entre ‘Los Urabeños’, ‘Las Águilas Negras’ y ‘Los Rastrojos’.

Esos grupos armados se disputan el control de cultivos y laboratorios para el procesamiento de cocaína.

 

Temas relacionados