Condenan al general (r) Rito Alejo del Río a 25 años de prisión

Por el crimen del campesino Marino López Mena, en la operación Génesis.

El general (r) Rito alejo del Rio fue condenado este viernes a 310 meses de prisión (25 años) por su responsabilidad, en calidad de coautor, del asesinato del campesino Marino López Mena, durante la denominada ‘Operación Génesis’.

Los hechos se dieron el 26 de febrero de 1997, cuando hombres del bloque Élmer Cárdenas arribaron a Bijao, una de las 23 comunidades ubicadas en Cacarica (Riosucio, Chocó).

Según lo han relatado ex integrantes del grupo como Luis Muentes Mendoza, los paramilitares caminaron unos diez días por la selva chocoana hasta llegar a Cacarica. Una vez en el lugar, reunieron a los pobladores en la escuela y les advirtieron que los ‘mochacabezas’ habían llegado, que era su hora de partir. Muchos les obedecieron. Algunos huyeron hacia la frontera con Panamá, otros corrieron a regar la voz en las localidades vecinas. En la mañana siguiente, los ‘paras’ buscaron a un campesino de la zona, llamado Marino López Mena. Lo encontraron, lo degollaron y lo descuartizaron.

Dos días antes, el general (r) Rito Alejo del Río, entonces comandante de la Brigada XVII del Ejército, había ordenado el comienzo de la ‘Operación Génesis’ en el Urabá chocoano. El objetivo era atacar y destruir campamentos del bloque José María Córdoba y el frente 57 de las Farc. Para ello, el ex oficial planeó una serie de ataques aéreos en las regiones de Salaquí y Truandó, aledañas a Cacarica. Según manifestaron los pobladores, a lo lejos escuchaban los estruendos de los bombardeos. Y aunque en su momento varios de ellos aseveraron nunca haber visto a hombres del Ejército en la incursión ‘para’, la relación entre ésta y la ‘Operación Génesis’ fue la que llevó al general (r) Del Río a estar recluido en una guarnición militar.

En su momento, la Fiscalía igualmente justificó la medida de aseguramiento en contra de Del Río, en los indicios para investigarlo, no como autor material del asesinato del campesino de Bijao, pero sí como coautor. Para el ente investigativo, resulta sospechoso que los paramilitares hayan podido transitar durante diez días por esta región chocoana sin que las autoridades los hubieran detectado; que la operación militar y paramilitar fuera simultánea y que en esos días no se hubieran presentado enfrentamientos entre ambas partes. Además, para el organismo, versiones libres como las de Salvatore Mancuso y H.H. resultan muy comprometedoras.

Temas relacionados