Tres exjefes paramilitares declararían en proceso contra general por falsa desmovilización

La Corte Suprema rechazó la nulidad presentada por la defensa del excomandante de inteligencia del Ejército.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia dejó en firme el proceso que se adelanta contra el general (r) Lelio Fadul Suárez Tocarruncho por su presunta participación en la falsa desmovilización de la compañia Cacica La Gaitana de las Farc.

El alto tribunal negó el recurso de nulidad presentado por la defensa del general en retiro que en el que se argumentaba que la Corte Suprema era incompetente para investigarlo.

"La Corte retiene la competencia para el juzgamiento de aforados constitucionales en los eventos que han hecho dejación de cargos cuando estos sin importar si trata delitos propios o no fueron cometidos en relación con la función y no necesariamente en ejercicio de la misma" precisó el magistrado José Luis Barceló Camacho.

Por su parte, la Fiscalía General le solcitó a la Corte Suprema que avale los testimonios a tres excomandantes paramilitares, Iván Roberto Duque, alias 'Ernesto Báez', Salvatore Mancuso y Juan Carlos Sierra, alias 'El Tuso Sierra'. con el fin de corroborar si fue a ellos a quienes se les compraron las armas usadas en dicha desmovilización.

El fiscal noveno delegado acusó formalmente al militar en retiro por los delitos de peculado por apropiación en favor de terceros, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones de defensa personal; fabricación, tráfico y porte de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas y fraude procesal.

Durante su exposición, el fiscal de caso mencionó que el general conoció desde el principio los vicios que presentaba dicho proceso de desmovilización el cual tuvo un costo superior a los 1.100 millones de pesos.

Según la Fiscalía, este dinero fue utilizado para el entrenamiento de los falsos desmovilizados, así como su alimentación, manutención y pago de nóminas a cada uno de los 70 supuestos guerrilleros.

La Fiscalía reveló que la ceremonia de la falsa desmovilización tuvo un costo 81 millones de pesos y a los falsos desmovilizados se les dieron dos cheques, uno por 155 millones y otro por 901 millones de pesos.

Según las declaraciones de varios testigo, el general Suárez Tocarruncho se aprovechó de su condición y amenazó a las personas que podrían contar los detalles sobre el montaje”, precisó la Fiscalía.

Por estos hechos, el alto oficial podría ser condenado a 20 años de prisión, además podría perder los beneficios que tiene por su investidura de general de la República al considerar se incurrió en graves fallas.
 

377127

2012-09-24T12:07:34-05:00

article

2013-11-04T16:25:02-05:00

none

Judicial

Tres exjefes paramilitares declararían en proceso contra general por falsa desmovilización

92

2762

2854

Temas relacionados