Colombiano acusado de complot contra Correa dice que es un montaje

<p>El colombiano Óscar Jiménez Orozco, uno de las cuatro personas detenidas el pasado jueves en Quito y acusadas de planear el asesinato del presidente de Ecuador, Rafael Correa, declaró que la denuncia &quot;es un montaje&quot;.</p>

Orozco, preso en Ecuador, negó pertenecer a algún grupo guerrillero o paramilitar y aseguró que otro de los arrestados lo involucró en el complot para cobrar una recompensa.

Afirmó que otro de los detenidos, que al parecer pertenecía a grupos paramilitares emergentes de las Águilas Negras, en el departamento del Cesar, "lo que hizo fue prácticamente montar un circo para poder cobrar una recompensa".

Jiménez Orozco aseguró que no tenía antecedentes judiciales y dijo que trabajaba como comerciante de repuestos para automotores en Venezuela y que fue invitado a trabajar en Ecuador por otro detenido.

Los demás capturados, trasladados a la sede de la Policía Judicial en Quito, fueron identificados como los colombianos Óscar Julián Peña Hernández, Édgar González Nicolta y el ecuatoriano Santos Patricio Camacho.

El complot contra Correa incluía el supuesto lanzamiento de un cohete desde un cerro hasta a la casa de Gobierno, según las autoridades ecuatorianas.

El presidente Correa desestimó el supuesto intento de atentado y afirmó que puede tratarse de estafadores.

Uno de los ciudadanos detenidos dijo ser de las Autodefensas, pero el Gobierno Nacional, que ofreció colaborar con Ecuador en la investigación, recordó que esta organización quedó disuelta tras el proceso de paz.

Temas relacionados