Consejo de Estado deja en firme concurso de Notarios

El Consejo de Estado negó la tutela interpuesta por la Unión Colegiada del Notariado Colombiano en la que solicitaban la protección de los derechos fundamentales, amenazados por el Consejo Superior del concurso notarial.

El argumento de los demandantes se basaba en que 17 de las 100 preguntas que contenía el cuestionario presentaban problemas de técnica y de falta de objetividad, pues según ellos tenían varias respuestas posibles y eran ambigüas.

La Sala hizo un análisis de fondo sobre las bases técnicas del concurso y referido a este punto particular concluye que "las preguntas de selección múltiple presentan retos pedagógicos y de evaluación tanto en la formulación de las premisas o proposiciones que constituyen la base formal de lo que desea evaluar como en el planteamiento de las alternativas con única respuesta posible o con la técnica de la mejor respuesta entre varias posibles. La segunda técnica requiere de una mayor atención del examinado pues, si bien existe una segunda respuesta posible, ésta no se considera en la evaluación como la mejor, por no resolver completamente el problema planteado o por contener alguna tautología o no recoger todas las características solicitadas".

Añade además en el fallo que "no obstante la falta de técnica en unas pocas preguntas de las cuestionadas por la actora, señala la Sala que no procede el amparo solicitado porque un mínimo de imprecisión del cuestionario no tiene la virtualidad de restar validez al concurso y porque en el caso concreto se presenta un hecho consumado toda vez que las presuntas imprecisiones, no advertidas oportunamente dieron lugar a que el concurso continuara con la etapa siguiente de entrevistas para quienes obtuvieron el puntaje necesario, constituyéndose esta fase en definitiva para conformar la lista de elegibles y proveer en propiedad los cargos de notarios, fin último del proceso de selección, el cual parcialmente ha culminado".

"La etapa de la prueba de conocimientos, en la que se fundamenta la supuesta violación de los derechos fundamentales invocados, ya fue superada y el concurso está en su etapa final, por lo que no es posible retrotraer el proceso de selección por cuanto a la fecha existen situaciones jurídicas consolidadas tanto para quienes figuran en las listas de elegibles como para quienes fueron nombrados y posesionados, con fundamento en las bases y reglas previamente establecidas en la convocatoria del concurso y en esas condiciones les asiste un derecho legítimo que no puede ser revocado o modificado sin su consentimiento", señala .

En relación con la alegada vulneración del derecho fundamental a la igualdad se advierte que independientemente de la técnica en la formulación del cuestionario, a todos los concursantes se les aplicaron los mismos criterios de calificación, es decir las respuestas tenidas como válidas por el ente calificador, por lo cual no se configura violación alguna.

En cuanto al derecho de acceso al ejercicio de funciones públicas, se observa que éste precisamente se garantiza con la convocatoria a concursos públicos y abiertos de méritos a los cuales se les permite el acceso a todos aquellos que cumplan con los requisitos exigidos para el cargo a proveer.

 

Temas relacionados