Corte acusó a Yidis Medina de cohecho propio

La Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia acusó a la ex congresista, quien podría afrontar una pena de ocho años de prisión o quedar bajo detención domiciliaria.

"El cargo que se le imputa a la procesada es el de autora de cohecho propio, toda vez que en su condición de congresista aceptó promesa remuneratoria con el fin de ejecutar actos contrarios a sus deberes", dice la formulación de acusación de los magistrados contra la ex representante, quien podría afrontar una pena de ocho años de prisión o quedar bajo condición domiciliaria.

El Vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia explicó que para dictar sentencia se tendrá en cuenta que Medina, ostentando un cargo de elección popular, "decidió traicionar la confianza e interés colectivo a cambio de dádivas, mezquindades de los halagos y promesas burocráticas que consintió en interés particular".

No obstante, también tendrá en cuenta el alto tribunal el hecho de que Medina no tiene antecedentes penales y se presentó ante las autoridades de forma voluntaria. Al respecto, el presidente Álvaro Uribe defendió a los funcionarios del Gobierno Nacional que han sido mencionados en las declaraciones de la ex congresista, que le habían ofrecido pagos y cargos para que votara la reelección presidencial, el presidente Álvaro Uribe defendió la gestión de sus colaboradores.

“Yo respaldo el trabajo del ministro Palacio (Protección Social) porque ha hecho un trabajo honesto y eficiente. No puedo frenar a un ministro que ha hecho una buena labor por una calumnia; él es un hombre honorable”, aseveró.

Sobre el embajador en Italia, el ex ministro Sabas Pretelt aseguró que es un hombre “que se ha dedicado al servirle al país desde el sector público y desde el sector privado” y descartó que estén involucrados en este escándalo.

Uribe aseveró que en este tema se debe investigar “quién o quiénes están detrás de Yidis, porque este Gobierno no ha comprado a nadie. Se debe investigar si aquí hay participación del Eln o de la oposición, porque desde antes del tema de la reelección nosotros suponíamos que ella y Teodolindo (Avendaño) habían recibido presiones y ofrecimientos de dádivas de la oposición para que perjudicaran al Gobierno. Por eso cuestionamos su proceder”.

Temas relacionados