"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 3 horas

Declaran nulo juicio contra ‘Simón Trinidad'

<p>Al igual que ocurrió en el primer juicio, por segunda ocasión un jurado federal de Estados Unidos no llegó a un veredicto unánime sobre la culpabilidad del guerrillero de las Farc por el delito de narcotráfico.</p>

Tras comprobar que durante cuatro días de deliberaciones los doce miembros del jurado no lograron ponerse de acuerdo sobre la culpabilidad o inocencia de ‘Trinidad' por el cargo de narcotráfico, el juez John Bates se vio obligado a declarar nulo el juicio.

El jueves el jurado le había comunicado el jueves que no podía llegar a un acuerdo en el caso, como ocurrió en el primer juicio. En este juicio, la Fiscalía acusaba al guerrillero de haber conspirado para producir y distribuir "cinco kilogramos o más" de cocaína de manera "deliberada, y a sabiendas" de que iba a ser introducida en EE.UU.

En la vista, que duró 24 días, la fiscalía intentó demostrar la vinculación de "Simón Trinidad" con el negocio del narcotráfico internacional de las Farc.

En las audiencias, la fiscalía, encabezada por Ron McNeil, citó a declarar a ocho testigos, entre operadores de laboratorios de drogas, reinsertados de las Farc, campesinos colombianos, expertos en la lucha antidrogas, y agentes del FBI.

Este es el segundo intento por enjuiciar por narcotráfico a "Simón Trinidad", dado que el primero, celebrado en el otoño pasado, fue declarado nulo porque el jurado tampoco se puso de acuerdo sobre su culpabilidad o inocencia.

Entonces, la debilidad de las pruebas que aportó la fiscalía y la poca credibilidad de los testigos fueron determinantes para que el jurado dudara de la implicación directa del rebelde en el narcotráfico.

De hecho, siete de los miembros del jurado consideraron inocente a "Simón Trinidad", mientras que los otros cinco lo encontraron culpable.

Para que un juicio sea declarado nulo, el jurado tiene que remitir al juez tres notas en las que afirma que es incapaz de llegar a un veredicto unánime, lo que también ha ocurrido en esta ocasión.

En caso de que el veredicto hubiera sido de culpabilidad en este segundo juicio, el guerrillero se hubiera enfrentado a una condena de al menos diez años de prisión.

El guerrillero, de 57 años, se encuentra en la actualidad cumpliendo una condena de 60 años por el secuestro de tres ciudadanos estadounidenses en el sur de Colombia en febrero de 2003.