Defensa de mexicana herida en campamento de Reyes rechaza que la investigue Colombia

La Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (ALDHU), que defiende a la mexicana Lucía Morett, sobreviviente del operativo militar contra el miembro del secretariado de las Farc Raúl Reyes, reiteró su negativa a que la testigo sea investigada por autoridades de Colombia.

El chileno Juan de Dios Parra, secretario de la ALDHU, dijo que su defendida no podrá ser investigada por autoridades colombianas hasta que Colombia le permita interrogar a los responsables del bombardeo donde resultó herida Morett.

La mexicana, que el jueves recibió el alta médica del Hospital Militar de Quito, es una de las tres mujeres que sobrevivieron al bombardeo realizado el pasado 1 de marzo por la Fuerza Pública colombiana contra un campamento de las Farc en la frontera con Ecuador.

Parra denunció que en días pasados, en dos ocasiones, ciudadanos colombianos, que se habían identificado como miembros de la Fiscalía General, intentaron contactar con Morett, pero no pudieron hacerlo, por ser la mexicana testigo protegido en Ecuador.

"Nos seguiremos negando a que la Fiscalía colombiana realice cualquier acción de indagación a nuestras tres defendidas por una cuestión elemental de reciprocidad. El Tratado de Cooperación para investigaciones Penales exige reciprocidad", recordó Parra.

El vocero de ALDHU explicó que ese instrumento del derecho internacional permite conocer, en este caso, la identidad de los oficiales que participaron en el ataque para que rindan testimonio.

"Cuando la Fiscalía colombiana nos permita a nosotros interrogar a estas personas, nosotros les permitiremos interrogar a nuestras testigos protegidas", insistió.

ALDHU sostiene que militares colombianos, durante el ataque, cometieron varios delitos, a los que consideró como "crímenes de guerra", y dijo que la organización de derechos humanos que dirige demandará a Colombia ante organismos internacionales.