EE.UU. facilitará proceso de reparación a víctimas de paramilitares extraditados

Los gobiernos de Colombia y Estados Unidos acordaron la colaboración judicial para que 15 ex jefes paramilitares extraditados a ese país por narcotráfico declaren desde allí en el proceso de reparación por los crímenes de lesa humanidad que cometieron.

La ministra interina de Relaciones Exteriores de Colombia, Adriana Mejía, y el embajador de EE.UU. en Bogotá, William Brownfield, intercambiaron las notas oficiales por las que se acuerda la cooperación en el desarrollo de las diligencias dentro del llamado proceso de Justicia y Paz.

Ello permitirá que 14 ex dirigentes de las Autodefensas extraditados el pasado 13 de mayo a EE.UU., por orden del Gobierno, y uno más que fue entregado semanas antes respondan ante las víctimas de las violaciones a los derechos humanos en su país.

En la firma del convenio también estuvieron presentes el ministro colombiano del Interior y Justicia, Fabio Valencia Cossio; el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Javier Ricaurte; y el vicefiscal general de la Nación, Guillermo Mendoza Diago.

El embajador de EE.UU. en Colombia declaró que su país confía en que esta cooperación bilateral permita "la máxima justicia, la máxima sanción y la máxima reparación y compensación para las víctimas".

Para el Gobierno de Washington es importante que haya "eventualmente, justicia para víctimas en los Estados Unidos. Pero nunca nos olvidamos, y no nos olvidamos hoy, (de) que ellos también tienen que confrontar la justicia de la república de Colombia", explicó Brownfield.

El embajador subrayó que la cooperación tiene tres objetivos: "uno, que haya la mayor justicia posible para cada uno de los 15. Dos, que van a sufrir las sanciones máximas de los dos sistemas legales. Y tres, que ofrezcamos la mayor reparación y compensación posible para todas las víctimas de estos 15 y sus organizaciones".

Por su lado, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Colombia manifestó que tiene "la esperanza de que los extraditados colaboren y se haga realidad la reparación de las víctimas".

En el grupo de extraditados está el que fuera jefe principal de las Auc, Salvatore Mancuso, y los ex líderes regionales de esos escuadrones: Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco'; Diego Fernando Murillo, ‘Don Berna'; Rodrigo Tovar Pupo, ‘Jorge 40'; y Ramiro Vanoy, ‘Cuco Vanoy'.