Eugenio Montoya comparece ante juez de EE.UU

<p>El presunto narcotraficante Eugenio Montoya Sánchez, extraditado por Colombia a Estados Unidos, compareció este martes ante un tribunal de Miami por cargos de tráfico de cocaína, obstrucción a la justicia y lavado de dinero.</p>

Montoya Sánchez acudió a su primera audiencia ante la justicia estadounidense un día después de ser extraditado y el juez Patrick A. White ordenó su detención temporal hasta el próximo 23 de junio cuando se le presentarán los cargos de manera formal.

El supuesto traficante de drogas es hermano de Diego Montoya, alias ‘Don Diego', uno de los jefes del cartel de la cocaína del Norte del Valle.

En Estados Unidos, Montoya Sánchez, alias ‘Don Hugo', afronta 20 cargos, incluyendo conspirar con represalias contra uno o varios testigos a través del asesinato. La acusación también busca el decomiso de mil millones de dólares.

El acusado, cuyo caso será examinado por la jueza Cecilia M. Altonaga, fue detenido el 15 de enero de 2007 en una zona rural de de Colombia y en marzo pasado la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia de la nación andina autorizó su extradición.

La acusación presentada por la Fiscalía Federal del distrito sur del estado de Florida también acusa a ‘Don Diego' y a Omar García Varela, alias 'Capachivo'.

Diego Montoya fue capturado por las autoridades en septiembre del 2007 y está pendiente su extradición a Estados Unidos, según la Fiscalía Federal.

Antes de ser arrestado ‘Don Diego' integró la lista de los fugitivos más buscados del FBI.

‘Don Diego' es, según las autoridades, responsable de cerca del 70 por ciento del tráfico de cocaína hacia Estados Unidos y Europa, y a quien se le atribuyen más de 1.500 asesinatos

En el 2005 otro hermano de Eugenio y Diego, Juan Carlos, y su primo Carlos Felipe Toro Sánchez, fueron extraditados a EE.UU. para afrontar cargos de tráfico de drogas y lavado de dinero.

Ambos se declararon culpables de conspirar para ingresar cocaína al país y fueron sentenciados a condenas menos severas de 21 años de cárcel para Juan Carlos y Toro a 19 años de prisión.