Habían dicho que estaban dispuestos a entregarse

Los hemanos Mejía Múnera habían dicho al comienzo de este año que estarían dispuestos a entregarse a las autoridades, siempe y cuando fueran acogidos por el Gobierno bajo los parámetros de la ley de Justicia y Paz.

Así lo había asegurado a El Espectador el comandante de la Policía, General Oscar Naranjo, quien había advertido que aún así las presecuciones contra ellos se mantendrían.

Su pronunciamiento se produjo luego de que el alto oficial informara de la destitución de uno de sus uniformados por haber ayudado a escapar a uno de los narcotraficantes.

Según Narajo, el capítulo del teniente coronel Juan Carlos Martínez "es el caso más aberrante de corrupción que ya he conocido". Martínez, quien fue acusado de haber ayudado al ‘narco' Víctor Mejía Múnera a eludir un retén montado en el Cesar para capturarlo, podría ser extraditado a Estados Unidos.

Temas relacionados