Hermano de Lucio Gutiérrez investiga presuntos vínculos entre Correa y las Farc

El diputado constituyente ecuatoriano Gilmar Gutiérrez, hermano del ex mandatario del vecino país Lucio Gutiérrez, comenzó este martes en Bogotá la recolección de pruebas que puedan existir sobre los supuestos nexos del presidente Rafael Correa con las Farc.

Gutiérrez, integrante como él del Partido Sociedad Patriótica (PSP), dijo que conseguirá en Bogotá toda la información que pueda hasta el próximo jueves, cuando emprenderá la misma tarea en Estados Unidos.
En caso de que los nexos con las Farc sean ciertos iniciará las "acciones penales correspondientes" y si no lo son, reclamará a quienes hicieron las acusaciones que se retracten, dijo.

"Venimos a buscar la verdad (...), es lo que queremos", afirmó este integrante de la Asamblea Constituyente, que fue candidato presidencial en los comicios de 2006.

Gutiérrez advirtió que a su país le han hecho mucho daño las acusaciones vertidas sobre los presuntos nexos del gobierno con el grupo guerrillero a partir de la operación militar contra el miembro del secretariado de las Farc Raúl Reyes, el pasado primero de marzo en la frontera colombo ecuatoriana.

"Queremos recabar a ver si hay información adicional, revisar, hacer un estudio", explicó Gutiérrez, quien indicó que su gestión en Bogotá incluye entrevistas por separado con el fiscal general, Mario Iguarán, y el ministro del Interior y de Justicia, Carlos Holguín.

En este contexto, destacó que "si la información es real, pues (hay que) determinar los responsables, determinar las autoridades ecuatorianas responsables, y nosotros mismos nos encargaremos de presentar las acciones penales correspondientes".

En el caso de que "las acusaciones resulten falsas o no hay las pruebas suficientes", Gutiérrez dijo que se pedirá a quienes las vertieron que "se retracten".

"En nuestro país, por menos decir, hay mucha incertidumbre, hay mucha duda frente a estas acusaciones graves", afirmó el constituyente, y observó que, además de afectar la hermandad histórica de los pueblos colombiano y ecuatoriano, ha creado una mala imagen de su país en la comunidad internacional.

Además, Correa utiliza la crisis diplomática con Colombia "para distraer la atención del pueblo" de Ecuador, cuyo "verdadero problema" es "una inestabilidad económica terrible", concluyó Gutiérrez.