Sacerdotes denuncian amenazas de bandas emergentes

Altos jerarcas de la Iglesia católica denunciaron que bandas emergentes declararon objetivo militar a varios sacerdotes del norte del país.

Jaime Priet Amaya, obispo de Barrancabermeja reveló que esos grupos emergentes, que se dicen llamar "Nuevas Autodefensas Bolivarenses", pretenden imponer a la fuerza su dominio en la región del Magdalena Medio.

Esas bandas, amenazan, además, a líderes cívicos y a algunos de los habitantes de la zona, añadió el jerarca.

Prieto Amaya subrayó que estos nuevos grupos de delincuentes quieren "apropiarse de la política de seguridad democrática" del presidente Álvaro Uribe Vélez.

Los miembros de esos grupos emergentes enviaron intimidaciones a los sacerdotes de la región vía correo electrónico, firmadas por quien se autoproclama comandante "Camilo Mora", del "bloque Norte" de "Águilas Negras".

"Es un hecho que se están reagrupando los paramilitares, el presidente nos dijo que hay necesidad de ir cada vez más en la dirección de aplicar controles y medidas preventivas", añadió Prieto.

Ante esa situación, unas 2.000 personas marcharon el miércoles en la localidad de Morales, del departamento de Bolívar, para pedir protección y rechazar las amenazas a 52 líderes cívicos y a tres sacerdotes.

Los manifestantes se reunieron para expresar su apoyo a los religiosos e integrantes del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio (PPDM).

Unos 50 sacerdotes de toda la región encabezados por el obispo de Magangué, Leonardo Gómez Serna, que tiene jurisdicción en Morales, acompañaron la movilización para pedir protección para los amenazados.

Tanto el obispo Gómez Serna como el sacerdote Francisco de Roux, director del PPDM, señalaron que pese a esas amenazas, no se retirarán de la región.