Víctimas rechazan el pedido de asilo de Mario Uribe

Representantes de las víctimas de los paramilitares llegaron hasta la sede de la Embajada de Costa Rica, donde se encuentra Mario Uribe a la espera de una respuesta de ese país sobre su solicitud de asilo político. Con cantos y arengas dijeron que no permitirán la salida del país del ex senador, requerido por la Fiscalía en una investigación por sus presuntas relaciones con los paramilitares.

Uno de los abogados del ex senador Mario Uribe confirmó que su defendido está en la Embajada de Costa Rica donde solicitó asilo político. Esta mañana, la Fiscalía dictó medida de aseguramiento contra el primo del Presidente Álvaro Uribe, por su presunta responsabilidad en el delito de concierto para delinquir agravado.

José del Carmen Ortega, abogado del ex senador, confirmó que el ex senador presentará ante la Embajada de Costa Rica, los argumentos que fundamentaron la decisión de declararse como perseguido político.

La decisión de Uribe Escobar causó revuelo en los medios jurídicos y políticos del país. Constitucionalistas coincidieron en que el asilo sólo rige para casos en que la vida del solicitante corra peligro o el delito por el que sea requerido sea de tipo político, lo que en este caso no se produce.

Las ex parlamentarias Rocío Arias y Eleonora Pineda habían solicitado asilo cuando se inició la investigación en su contra dentro del proceso de parapolítica, pero su solicitud les fue negada.

Mario Uribe fue llamado a indagatoria en septiembre pasado, por un fiscal Delegado ante la Corte Suprema de Justicia , luego de que renunciara a su fuero como Congresista. Fue la Corte Suprema la que realizó las primeras indagaciones en su contra.

Al menos unas 50 personas se congregaron frente a la sede de la embajada, una casa de un solo piso ubicada en una calle sin salida, colgaron fotos de víctimas del paramilitarismo en la reja de la sede diplomática y gritaban consignas contra el ex senador y pidiendo negar el asilo.

A tres policías que estaban temprano en la embajada, se sumó por la tarde otro contingente policial de unos 30 agentes que cerró con una cinta amarilla el acceso a la vía y también colocó rejas metálicas en medio de la calle, separando de un lado la casa, y del otro los manifestantes.

El testimonio que tiene a Uribe Escobar en líos judiciales es el del paramilitar desmovilizado Jairo Castillo Peralta, alias “Pitirri”, quien aseguró que el político se reunió en diversas ocasiones con paramilitares para negociar tierras en Caucasia. Las declaraciones en su contra indican que logró adquirir más de cinco mil hectáreas de tierra con la ayuda de la presión paramilitar.

También Salvatore Mancuso dijo en una de las versiones dentro del proceso de Justicia y Paz que él mismo se reunió con el senador para definir cómo apoyarlo en las elecciones de 2002, después de que la ex congresista Eleonora Pineda los presentara.

Renunció a su curul el 5 de octubre último, luego que la Corte Suprema de Justicia iniciara investigación preliminar por sus presuntos vínculos con los paramilitares.

En reemplazo del ex senador y fundador del partido Colombia Democrática ocupó la curul Ricardo Elcure Chacón, contra quien el lunes último fue dictada también medida de aseguramiento, esta vez por parte de la Corte Suprema de Justicia.

La decisión del alto tribunal se dio luego de que se conociera el testimonio del paramilitar Jorge Iván Laverde, alias ‘El Iguano', quien aseguró que el congresista recibió 80 millones de pesos para su campaña a la gobernación de Norte de Santander.

Dicha revelación data del año 2003 en la campaña para los comicios regionales. Elcure obtuvo en las pasadas elecciones para Congreso de la república 4.017 votos.

Este parlamentario fue quien reemplazó al ex senador Mario Uribe, primo del Presidente, quien renunció a su curul en el Senado luego de su llamamiento a indagatoria por la Corte Suprema de Justicia, dentro del escándalo de la parapolítica.

Con la detención de Elcure ya son 32 los legisladores tras las rejas por sus vínculos con grupos de autodefensas.
Sin embargo, otros 30 congresistas se encuentran con investigación preliminar por su presunta relación con organizaciones de extrema derecha para obtener beneficios electorales.

Temas relacionados