Con Plan 'Renacer' las Farc buscan oxígeno político

Ante la desventaja militar frente a la Fuerza Pública, las Farc aumentaron sus ataques contra la población civil, en un intento por evitar una derrota militar y recuperar espacio político.

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, manifestó que este grupo guerrillero adoptó una posición que ha sido denominada por el Gobierno como ‘la doctrina Pablo Escobar', que consiste en hacer política por un lado y terrorismo por el otro.

Según el alto funcionario, las Farc señalan en su Plan ‘Renacer' como prioridad no enfrentar a la Fuerza Pública y aumentar sus ataques terroristas contra la población civil, mediante la siembra de minas y ataques con carros bomba.

"El plan de las Farc consiste en hacer terrorismo para decirle al país y a la comunidad internacional que siguen vivos, pero no combatiendo, porque el propio plan ordena que no confronten a la Fuerza Pública, de manera que lo único que pueden hacer son actos terroristas o poner minas para poder afectar a la fuerza Pública en las zonas donde se desarrollan la operaciones militares", puntualizó Santos.

Esta nueva directriz adoptada por las Farc obliga a las Fuerzas Militares a ser más cuidadosas, porque "el terrorismo se combate con inteligencia", agregó Santos.

El plan de las Farc fue develado después de que dejaron en libertad a tres policías, un soldado, al ex gobernador Alan Jara y al ex diputado Sigifredo López como parte de un plan para ganar protagonismo político y recuperar su debilitada imagen a nivel internacional, según analistas.

"Las Farc buscan un reposicionamiento político y al mismo tiempo intensificar la guerra de guerrillas aumentando la siembra de minas, los ataques con explosivos, con francotiradores y pretender comprar misiles para frenar el poder aéreo de las Fuerzas Militares que tanto las han debilitado", dijo a Reuters un oficial de las Fuerzas Armadas.

"Quieren frenar con las minas y francotiradores el avance de las tropas a las zonas selváticas y montañosas a donde han sido replegadas por la ofensiva militar y con los ataques en ciudades demostrar que no están derrotadas", explicó.

De acuerdo con el informe de los servicios de inteligencia al que tuvo acceso Reuters, las Farc buscan oxígeno y un reacomodamiento político ante el "hostil ambiente político", que incluye su permanencia en la lista de organizaciones terroristas de Estados Unidos y la Unión Europea.

El Plan "Renacer", lanzado por Alfonso Cano -máximo líder del grupo rebelde que reemplazó a Manuel Marulanda luego de su muerte por un ataque al corazón en marzo del 2008- también tuvo en cuenta la posición del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien dijo que la lucha armada perdió vigencia, además del creciente rechazo popular, según el informe.

Millones de personas participaron el año pasado en marchas en las calles de ciudades de Colombia y del mundo para rechazar el secuestro y la violencia de las Farc.

En lo que va del 2009 se han registrado ataques con bombas en Bogotá, Cali y Neiva con un saldo de cuatro muertos, acciones de las que las Fuerzas Armadas acusaron al grupo rebelde como parte de su nueva estrategia política y militar.

Cano busca con la estrategia marcar el rumbo del grupo rebelde que pasó de 17.000 a 8.000 combatientes en los últimos años, de acuerdo a expertos militares.

Combinación política y militar

El propio presidente Álvaro Uribe ha criticado a las Farc y las ha acusado de "combinar todas las formas de lucha" porque mientras por un lado liberan secuestrados, por el otro intensifican sus ataques.

El informe de inteligencia, elaborado con base en interceptaciones de comunicaciones a la guerrilla y testimonios de rebeldes que desertaron, advirtió que las Farc buscan incrementar sus ataques en marzo para conmemorar las muertes de sus líderes Marulanda, Raúl Reyes e Iván Ríos, todos fallecidos en el tercer mes del año pasado.

Reyes murió en un bombardeo en una zona selvática de Ecuador. Ríos fue asesinado por uno de sus hombres de confianza quien recibió una millonaria recompensa del Gobierno.

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, admitió la posibilidad de que las Farc intensifiquen sus ataques.

"Los actos terroristas posiblemente van a continuar. Eso hace parte de lo que tienen planeado", dijo Santos quien reveló que el grupo rebelde planea conmemorar el aniversario de la muerte de Marulanda, el 26 de marzo, con el lanzamiento del "día del derecho universal a la rebelión armada".

Uribe, con el apoyo de Estados Unidos, impulsa una ofensiva militar contra las Farc en medio de la que han muerto varios de sus líderes, otros han sido capturados, mientras que miles de combatientes han desertado al igual que algunos mandos medios.

La ofensiva ha permitido reducir los asesinatos, las masacres, los secuestros y los ataques contra la infraestructura económica del país, al tiempo que impulsó la inversión extranjera y el crecimiento de la economía.

El informe reveló que, para hacer frente a la ofensiva, las Farc y algunos de sus líderes se refugiaron en zonas fronterizas de Colombia con Venezuela y Ecuador.

Para tratar de recuperar sus finanzas, el grupo guerrillero que dice luchar por imponer un sistema socialista en el país de 44 millones de habitantes, ordenó a sus estructuras elevar las extorsiones y reactivar el narcotráfico, según el documento.

118780

2009-02-17T17:13:00-05:00

article

2009-02-17T18:27:17-05:00

ee-admin

none

Elespectador.com - Reuters

Judicial

Con Plan 'Renacer' las Farc buscan oxígeno político

53

5471

5524