Uribe sí sabía de los ofrecimientos que me hicieron: Yidis

<p>Medina aseguró a la Corte que &quot;Teodolindo decía que Bernardo Moreno era un Villano&quot;.</p>

Yidis Medina dijo bajo juramento que el presidente Uribe sabía perfectamtente del dinero que se le estaba ofreciendo a ella por su voto positivo a la reelección, porque él mismo le pidió que lo ayudara y además porque "eso es como si el dueño de una finca no sabe lo que hacen sus peones".

Según la ex Representante a la Cámara, Diego Palacio, actual ministro de Protección Social, era el encargado de "negociar" con Teodolindo; pero como después de un tiempo uno de sus hijos fue despedido del puesto que al parecer había recibido Avendaño por su voto, le dijo a Yidis "no me están cumpliendo mamita, ayúdeme".

Entonces Medina, dijo, iba con regularidad a la Notaría 67 a buscar el dinero que le debían a Teodolindo, "porque él siempre ha sido muy bueno conmigo, muy buena persona. Yo iba a la notaría dependiendo de la situación económica de él, porque mi compromiso era hacer que le cumplieran a él".

Según la testigo, Avendaño la llamaba diciéndole que "Bernardo Moreno es un Villano", porque no le cumplía los "pactos".

De igual forma Yidis indicó que Avendaño había pedido por la Notaría 67 de Bogotá la suma de $600 millones, pero que Hernando Angarita le había dicho que era demasiado dinero, que una "notaría nueva no da tanta rentabilidad, y fue por eso que le rebajó a $450 o $400 millones", explicó Medina.

Yidis Medina indicó que siendo ambos del partido conservador, llevaron una relación cercana desde el 2004 cuando se conocieron en el Congreso.

Medina Padilla dijo que Teodolindo recibió dinero para ausentarse de la Cámara de Representantes, porque ya había firmado un documento, junto a ella, en la casa de Clara Pinillos, diciendo que iban a archivar el proyecto de reelección presidencial.

Fue por eso que decidió presentarle a la opinión pública el caso del accidente de su hijo como excusa para irse para Cali, le dijo medina al abogado de la defensa, que tiene la oportunidad de interrogarla la tarde del miércoles.

Sin embargo Teodolindo advirtió que aunque su hijo se accidentó el 30 de mayo, él sólo lo supo hasta el 3 de junio por la mañana, porque sus hijos pretendían esconderle la situación. Por eso fue que decidió viajar esa misma noche, para evitar que se le dañara el matrimonio a su hijo accidentado, pues en los hechos había arruinado el auto de su segunda esposa.

Aunque el cara a cara estaba programado para el viernes pasado, hasta el miércoles pudo finalmente ser llevado a cabo por enfermedad física del procesado.

 

últimas noticias