Testigo en caso de Valencia Cossio denunció amenazas de muerte

Lucas Antonio Alzate esta asegurado actualmente en Medellín por el delito de fraude procesal, falsedad y abuso de confianza.

El testigo señaló durante la diligencia de juzgamiento de Guillermo León Valencia Cossio, varias irregularidades que comprometerían a este funcionario y al ex fiscal 223 de Medellín, Guillermo León Arango González.

Según Alzate, fue el funcionario León Arango quien lo contactó con Valencia Cossio para tramitar su salida de prisión.

"He sido amenazado de muerte, está en riesgop mi vida y la de mi familia", señaló el testigo quien además confirmó que estos episodios se dieron en os primeros días del mes de noviembre de 2008.

"Fueron amenazas muy amistosas, me llamaron, me mandaron a sentar y me recomendaron que cuidara mi seguridad", dijo durante la diligencia.

Según el testigo las amenazas estarían relacionadas con alias ‘El Coco’, integrante del grupo de ‘La Casa’, grupo que inclusive dominaría, según Alzate, la guardia del penal.

Durante el contrainterrogatorio realizado por el  abogado Gabriel Ángel Salazar, defensor de Valencia Cossio, Alzate reiteró :"Cuando el fiscal 223 me sugiere que lo llame (Valencia Cossio), éste último no es directo en lo que me quiere decir, sólo me sugiere que hable con el fiscal 223”, manifestó Alzate.

Durante la audiencia también compareció Lilian Soto Dávila, fiscal especializada de Medellín, quien aseguró que presenció irregularidades en por lo menos tres procesos relacionados, uno de ellos relacionado con la desaparición de un presunto traficante de droga.

La audiencia se levantó y fue programada para el próximo 21, 22 y 24 de abril.