Liberan a ecuatoriano secuestrado por el Eln

El joven fue liberado luego de que su familia pagara un rescate no revelado.

Nicolás Morales Garzón, de 22 años, fue plagiado junto a su padre Patricio, en enero del 2008 en una carretera en el departamento del Cauca cuando llevaban aceite de palma hacia Cali como parte de sus tareas de transporte internacional de carga.

Dijeron que el secuestro fue obra de la guerrilla del Eln que liberó al padre en octubre para que reuniera el dinero de rescate del hijo.

Los dos hombres, que viven en Ibarra cerca de la frontera con Colombia, ciudad a 75 kilómetros al norte de Quito, relataron su experiencia luego de que el sábado se concretara la liberación de Nicolás.

"Yo les dije (a los secuestradores): 'si es que es por dinero se han equivocado porque yo no tengo nada", señaló el padre, quien junto a su familia reunió el dinero en los últimos cinco meses. Sin embargo, no quiso revelar el monto del rescate.

Estar secuestrado "es el infierno" dijo Nicolás a la prensa. "Nos movían de un lado para el otro ... a veces eran marcha de un día, dos días", señaló.

Padre e hijo permanecieron secuestrados juntos hasta que el primero fue liberado.

En algunas zonas ecuatorianas cercanas a la frontera con Colombia, las poblaciones denuncian permanentemente acciones de extorsión por parte de grupos ilegales armados.

También se registran actividades ilícitas como contrabando de combustibles y precursores químicos que son utilizados en el fabricación de cocaína.

Temas relacionados