Así se planeó la captura de ‘Don Mario’

Fue por una orden perentoria, a manera de comentario suelto, tal como lo acostumbra hacer el Presidente Álvaro Uribe, que la Fuerza Pública comenzó a gestar la captura de Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario'.

A mediados del año pasado, en desarrollo de un consejo de seguridad en el municipio de Urrao, Antioquia, Uribe les recordó a las autoridades la necesidad de intensificar las acciones contra los integrantes de la guerrilla y contra los capos del narco- paramilitarismo como ‘Don Mario', ‘Cuchillo', ‘Comba' y ‘El Loco Barrera'.

Desde entonces, las autoridades configuraron un detallado prontuario sobre sus actividades y con la creación del llamado ‘bloque de búsqueda', grupo especial establecido por los altos Mandos Militares dentro de la lucha contra el narcotráfico y las bandas emergentes, se determinaron las áreas de influencia de los capos y se diseñó todo un dispositivo militar para capturarlos.

En agosto se empezó a planear el cerco a Daniel Rendón Herrera señalado por los demás grandes jefes del narcotráfico como el comandante militar de la estructura narco-paramilitar que surgió luego de la masiva desmovilización de los grandes bloques de la Autodefensas.

Primero, se determinó que la zona de influencia de 'Don Mario' era un extenso territorio en el Urabá antioqueño, que comprende las regiones de Turbo, Carepa, San Pedro de Urabá, Necoclí y Chigorodó; donde se logró mediante fuentes humanas y controles técnicos determinar el lugar exacto donde se ocultaba el poderoso capo.

La primera operación en su contra se ejecutó el 6 de abril de 2009 con la participación de 600 hombres, 10 helicópteros y 2 aviones de la Policía, y que permitió ejercer control sobre el cerro El Joky, ubicado al occidente del municipio de Turbo (Antioquia).

Un equipo de asalto ingresó al área adelantando una infiltración para evitar ser detectados por los anillos de seguridad de Rendón; sin embargo, dadas las dificultades topográficas, logró evadir el cerco y se replegó hacia el sector más montañoso.

Luego de un seguimiento más de cerca, hecho desde el lunes santo, en la madrugada de este miércoles, unidades de asalto de la Dijin, ingresaron al campamento ubicado en el corregimiento Manuel Cuello en el municipio de Turbo.

Según relató el Coronel César Augusto Pinzón, director de la Dijin, Rendón Herrera fue hallado en una especie de cambuche elaborado con tablas, al lado de una palma, en donde intentaba comer con la mano las últimas provisiones de arroz que le quedaban.

"Estaba virtualmente como un perro", puntualizó el ministro de Defensa Juan Manuel Santos, mientras Pinzón señalaba que estuvo acorralado en ese sitio por más de cinco horas.

Durante el operativo se logró incautar abundante material bélico de intendencia, equipos de comunicación y un computador del cual se espera obtener datos importantes de su manera de operar y sus contactos en el narcotráfico.

Hacia el medio día fue trasladado en una avioneta hacia el aeropuerto militar de Catam donde fue recibido por el Ministro Juan Manuel Santos y los altos mando de la Policía.

El hombre que se dio a conocer como uno de los más violentos y poderosos narcos se mostró tranquilo y hasta indefenso y alcanzó a comprometerse a colaborar con la justicia.

Pero el ministro Santos fue contundente en anunciar que no le permitirá ningún beneficio de la Ley de Justicia y Paz y que el Gobierno procurará su extradición inmediata.