Policía habría sido engañada en entrega del cadáver de Reyes

Una nueva versión sobre el cuerpo del guerrillero. Medicina Legal dice haber sido engañada.

De acuerdo con el informe presentado por Noticias RCN, el cuerpo del abatido jefe guerrillero fue entregado a un oficial de la Policía Nacional que presentó falsa documentación.

"El siete de marzo del 2008 la señora Hilda Collazos, viuda del abatido jefe guerrillero, se presentó ante el director de Medicina Legal, a reclamar el cadáver de su ex esposo, llegó acompañada de Jaime Ramón Endo, representante de una funeraria de Bogotá, a quien le dio poder para reclamar el cuerpo, previo compromiso de que sería sepultado en la capital. Hilda Collazos, la viuda del abatido guerrillero, llevaba una autorización del Fiscal 20 antiterrorismo de Bogotá, que investiga el caso Reyes, según un documento, ella era la única persona que podía llevarse el cuerpo, como lo establece  la llamada ley de deudos, que define quien puede  reclamar un cadáver", según el medio en cuestión.

No obstante, las autoridades se absutvieron de entregarlo por razones de seguridad. "A las ocho de esa noche, familiares de “Raúl Reyes” y los directivos de Medicina Legal, acordaron reunirse de nuevo al día siguiente y fijaron las doce del día para la entrega oficial del cuerpo. Ese mismo día el entonces comandante de la Policía Bogotá, general  Rodolfo Palomino, llamó a la dirección de Medicina Legal a ofrecer un acompañamiento de la fuerza pública, para garantizar la seguridad de la familia", según RCN.

Según el informe, el comandante de la Policía de Bogotá se había comprometido a brindar seguridad a la familia para que pudiera trasladar el cuerpo desde Medicina Legal. "Aparentemente, quien se presentó a reclamar el cadáver no fue el autorizado por la familia de 'Reyes', sino un mayor de la Policía quien se identificó como Giovany, acompañado de un hombre de civil que dijo ser Jaime Ramón Endo. El oficial llenó de su puño y letra el formulario que exige el protocolo de entrega de un cadáver, y le pidió a su enigmático acompañante que firmara y dejara su huella en el documento oficial".

Así las cosas, las autoridades no saben en dónde está el cuerpo, por qué un uniformado lo hizo y a nombre de quien se reclamó el cuerpo del insurgente. Al respecto, tanto Medicina Legal como la Policía Nacional anunciaron una reunión para analizar el caso, razón por la cual habrá un pronunciamiento oficial una vez se adelante este encuentro, al parecer este viernes.