En 2010 EE.UU. inicia operaciones desde bases colombianas

Entrevista de ElEspectador.com al ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

Son pocos los espacios que tiene por estos días el ministro de Defensa Juan Manuel Santos, pues anda empeñado en sacar adelante el que ha denominado el Salto Estratégico un plan militar y social con el que pretende darle la estocada final y llevar a un "punto de no retorno" a las Farc y a los capos más visibles del narcotráfico en este momento.

En un viaje hacia los Montes de María, un antiguo santuario de las Farc, hoy recuperado por la Fuerza Pública, Santos esboza lo que viene luego de la captura de alias ‘Don Mario'.

El Salto Estratégico debe ser un compromiso de todo el Estado y por eso ya le pidió la autorización al presidente Uribe que le permita liderar una reunión con todo el gabinete ministerial a fin de comprometer a todos los ministros con esa causa, que incluye un ambicioso plan de desarrollo social.

Después de la captura de alias ‘Don Mario', ¿quién viene?

Ese golpe, como los que hemos venido asestando al narcotráfico y el terrorismo hacen parte de toda una estrategia integral que tiene muchos componentes: los golpes a los objetivos de alto valor es uno de esos componentes, pero eso tiene que ir acompañado de algo más importante, como es el control del territorio por eso lo hemos llamado la consolidación.

Entonces, ¿hay otro gran capo en la mira?

Le puedo asegurar que en menos de 60 días tendremos buenas noticias en ese sentido.

¿Se trata de alias ‘Cuchillo', el otro objetivo reclamado por el presidente Uribe?

Solamente le puedo decir que tenemos cercado a alguien que se mueve muy bien por la frontera, pero al que le estamos estrechando el cerco.

Entonces es Grannobles....

Frente a todos los del secretariado seguimos haciendo una presión muy fuerte; en el caso de Grannobles lo que pasa es que tiene una frontera muy amplia por donde escaparse. Pero a su gente la estamos atacando mucho en Arauca, como lo estamos haciendo con todos los objetivos de alto valor que están en Colombia.

En eso hemos avanzado mucho, hemos definido ciertas zonas estratégicas para que cumplan diferentes objetivos al mismo tiempo.

¿Dentro de ese plan es que se están conformando los comandos de tarea conjunta?

La ofensiva denominada "el Salto Estratégico" busca mediante la activación de comandos conjuntos, o fuerzas de tarea conjunta que se requieran, desarticular la mayor cantidad posible de la capacidad militar de las Farc y evitar que se establezcan en nuevo territorios.

Aquí vamos a acabar teniendo comandos conjuntos que cubran todo el territorio, pero eso tiene que ser por etapas.

¿Cuándo estará conformado el primero?

El primero fue Omega, que fue el plan piloto en La Macarena. El próximo será el del sur, que ya está decidido y será muy pronto. Ahí saltaremos a otro sitio por definir, de forma que no vaya a perturbar la ofensiva militar por cambios de estructura.

Esos comandos conjuntos tienen un modelo similar a la manera de operar de las fuerzas norteamericanas... ¿hay cooperación norteamericana en ese sentido?

Con el gobierno norteamericano hemos venido trabajando en varios frentes. Ellos tienen unas plataformas de inteligencia que para nosotros han sido utilísimas. Le hago una confesión, en la captura de 'Don Mario' usamos una de esas plataformas de los americanos.

En ese sentido, entonces, es conveniente adelantar las negociaciones para el tema del reemplazo de la base de Manta en Ecuador...

Nosotros estamos en la negociación que toma algún tiempo y hasta ahora llevamos el 50%, pero hemos optado por la estrategia negociadora de que nada está acordado hasta que todo esté acordado.

Ese acuerdo es simplemente un incremento de lo que ya tenemos que nos conviene a nosotros muchísimo. Todo lo que tienen de radares para controlar las embarcaciones en el Pacífico nos ayuda muchísimo en nuestro esfuerzo por interceptar el flujo de droga, o sea que lo único que eso nos trae a nosotros son beneficios y por eso estamos haciendo este incremento en la cooperación.

¿Cuánto va a tardar la negociación y cuándo comenzarían las operaciones?

Yo creo que eso puede estar listo en un par de meses y me imagino que el año entrante empezaría el incremento de esa cooperación.

Ha habido muchas críticas sobre la manera como usted está manejando el tema frente a la opinión pública

Yo esta negociación jamás la he hecho a espaldas; lo que he hecho es anunciar que estamos haciendo esto. No vamos a entrar en detalles sobre lo que estamos negociando hasta que no tengamos todo negociado, porque eso sería totalmente contraproducente. Lo que les puedo asegurar es que Manta no va a instalarse en Colombia y mucho menos bajo el mando de los Estados Unidos.

¿Esa excesiva cooperación con Estados Unidos no genera animadversión en los países vecinos?

No, fíjese que hemos hecho simultáneamente un acercamiento muy productivo con otros países. Mi ida al Brasil que fue muy productiva en ese sentido lo demuestra. Eso quiere decir que nosotros podemos tener excelentes relaciones con muchos países. También con el Perú en este caso la colaboración no puede ser mejor.

¿Y qué pasa con Venezuela y Ecuador?

He decidido no comentar los temas de Venezuela y Ecuador, ya que son temas muy sensibles sobre todo cuando no los manejos yo. Pero eso debe analizarse con mucha tranquilidad y sobre todo profundidad por que son temas muy serios.

Finalmente ministro ¿cómo va el tema de los falsos positivos?

Este es un tema resuelto. Desde el 30 de octubre a hoy no tenemos una sola denuncia de falsos positivos. Estamos pendientes si llega alguna de investigarla.

Estamos apoyando todas las investigaciones, revisando todos los casos desde los años 80, desde cuando se venían desarrollando ese tipo de modalidades, de intercambio o trueque macabro. Nosotros desde un comienzo nunca escondimos el problema. Cuando lo descubrimos lo tratamos desde el primer momento.

¿Y entonces cómo explica que se sigan presentando denuncias?

Aquí mucha gente ha querido pescar en río revuelto y el problema no es tan grande como se ha dicho. El problema si existió, y subrayo la palabra existió porque ya no existe.

Este es un lunar que estamos borrando y con ese correctivo, el problema de los derechos humanos en la Fuerza Pública ya desaparece.